Mañana a las ocho de la tarde el músico Tito Ramírez pondrá de largo el Kuivi de San Lázaro, la reconversión del solar que ocupaba el instituto del barrio en un recinto de ocio con conciertos, cine, actividades infantiles y espacio de restauración.

En su jornada de inauguración, el solar cultural de San Lázaro abrirá sus puertas a las 17.00 horas y cerrará a medianoche. El primer fin de semana del festival, la entrada al recinto será gratuita.

La iniciativa cultural en el local del antiguo instituto de San Lázaro se ha hecho con los servicios de tres restaurantes de la ciudad para que instalen puestos en su festival. El Conrad’s Bar, el BarraBrava y La Raposa montarán instalaciones permanentes en los contenedores marítimos que ya se dejan ver en el barrio de San Lázaro.

El ciclo cultural, que se extenderá hasta el día 21 de septiembre, también contará durante algunos fines de semana con otras instalaciones culinarias. Desde la organización apuntan a la diversidad de los proveedores, que ofrecerán también comida para veganos. Esta iniciativa incluye, además de la oferta de ocio, una vertiente de acupuntura urbana, incidiendo en la regeneración y reconversión cultural de un solar abandonado.