Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo con todas sus letras

Por la izquierda: Eva Carnicero, Daniel Trullenque, Ana Saborit, Vega Pérez, Griselda Abril y Francesc Riera, en las emblemáticas letras de Oviedo. | Miki López

Por la izquierda: Eva Carnicero, Daniel Trullenque, Ana Saborit, Vega Pérez, Griselda Abril y Francesc Riera, en las emblemáticas letras de Oviedo. | Miki López

Todos los años viajaban al extranjero, pero, con la llegada de su hija y en un verano todavía algo atípico, decidieron priorizar la seguridad. Eva Carnicero y Daniel Trullen que no dudaron en elegir la tranquilidad de Asturias para pasar sus vacaciones. Tenían claro que Oviedo era una parada obligada. Y una vez en la ciudad, no podía faltar la ya icónica foto con el nombre de la ciudad, en tamaño XXL, en la plaza del Carbayón.

Por la izquierda: Eva Carnicero, Daniel Trullenque, Ana Saborit, Vega Pérez, Griselda Abril y Francesc Riera, en las emblemáticas letras de Oviedo. | Miki López

Por la izquierda: Eva Carnicero, Daniel Trullenque, Ana Saborit, Vega Pérez, Griselda Abril y Francesc Riera, en las emblemáticas letras de Oviedo. | Miki López Eva ÁLVAREZ / Andrea COTARELO

“Yo ya había estado en la capital asturiana, me apetecía volver”, comentaba Trullenque. La pareja zaragozana afronta el verano con optimismo. “Aunque antes todo era mejor, ya se va viendo la luz”, aseguraba ella, sentada en la “O” mayúscula que abre el nombre de la ciudad. No eran los únicos en la plaza: decenas de turistas repitieron ayer su itinerario y acabaron en la plaza del Carbayón, para hacerse una fotografía con esas letras azul Oviedo.

La capital asturiana recibe cada año cientos de visitantes procedentes del centro y sur del país que acuden al reclamo de las agradables temperaturas norteñas. Es el caso de Ana Saborit, madrileña que eligió Oviedo para pasar unas vacaciones en familia y alejarse del acelerado ritmo de vida de la gran ciudad. “Lo más increíble del viaje es la desconexión que ofrece un lugar tan mágico como Oviedo”, confesaba. Griselda Abril y Francesc Riera llevaban varios días recorriendo Asturias, después de un largo viaje desde Cataluña. En su hoja de ruta marcaron diferentes puntos de la geografía asturiana, desde la costa llanisca hasta los Picos de Europa, y a pesar de que se alojaban en Infiesto, no podían irse sin parar en Oviedo. Su objetivo era encontrar un espacio abierto en el que su hija pudiese jugar antes de iniciar el camino de vuelta a casa, con los obsequios para sus familiares ya dentro de las maletas. “Nos llevamos sidra, imanes, Carbayones y algún décimo de lotería”, explicaba Francesc.

Pero las letras del Carbayón no solo atraen a los españoles. La portuguesa Sofía Ribeiro, cámara en mano, alentaba a su grupo de amigos, recién llegados del país vecino, para hacerse una foto en el emblemático lugar. Y es que “Oviedo”, en portugués, se escribe tal cual.

Oviedo con todas sus letras

Oviedo con todas sus letras Eva ÁLVAREZ / Andrea COTARELO

Francesc Riera agarrado a la “o” de “obsequio”.

“Como obsequio nos llevamos sidra, imanes para la nevera que ponen Asturias y salen vacas y paisajes, la virgen de Covadonga, unos Carbayones y algún décimo de lotería”.

Griselda Abril, apoyada en la “d” de “descubrir”.

“Esperamos descubrir un parque bonito para hacer una pausa del viaje y que la niña juegue. Nuestro último día es aquí, así que también buscamos conocer la ciudad y que nos guste”.

Oviedo con todas sus letras

Oviedo con todas sus letras Eva ÁLVAREZ / Andrea COTARELO

Vega Pérez, una sonrisa en la “e” de “ensueño”.

“Para mí, un sitio de ensueño es la placita del Fontán. Parece de un cuento. Me gustó mucho. Además, mis padres me han hecho hecho unas fotos muy bonitas allí”.

Oviedo con todas sus letras

Oviedo con todas sus letras Eva ÁLVAREZ / Andrea COTARELO

Ana Saborit, el punto en la “i” de “increíble”.

“Lo más increíble del viaje es la desconexión de la vida diaria de ir a trabajar y el cambio de ambientes de la capital. Acabamos de llegar de Madrid y notamos que sí, estamos desconectando”.

Daniel Trullenque, con la “v”: el deseo de “viajar”.

Oviedo con todas sus letras

Oviedo con todas sus letras Eva ÁLVAREZ / Andrea COTARELO

“Hemos decidido viajar porque nos apetecía disfrutar Asturias, hacía mucho que no estaba y queríamos hacer unas primeras vacaciones seguras”.

Eva Carnicero, en la “O” de “optimismo”.

“Afronto el verano con mucho optimismo. Tenía muchas ganas de que todo volviera a la normalidad y aunque no es como antes, que era maravilloso, ya se va viendo la luz”.

Compartir el artículo

stats