Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de choque para poner a punto las aceras tras casi diez meses de parón

Alfredo Canteli: “Toda la plantilla se va a poner a trabajar para recuperar las calles de Oviedo, que están bastante deterioradas y abandonadas”

Por la izquierda, Alfonso Peira, Alfredo Canteli y Nacho Cuesta, ayer, en La Corredoria. | LNE

Por la izquierda, Alfonso Peira, Alfredo Canteli y Nacho Cuesta, ayer, en La Corredoria. | LNE

Las calles de Oviedo llevaban huérfanas desde noviembre de 2020. Su mantenimiento estaba en el aire, primero porque el contrato anterior caducó sin que se hubiese lanzado un sustituto y, después, porque una de las empresas que se presentó al concurso entabló un contencioso que no se resolvió hasta principios de este mes, como ya adelantó LA NUEVA ESPAÑA. Con el contrato desbloqueado, el Ayuntamiento ya ha podido echar mano de los casi cinco millones de euros destinados a reparaciones de aceras durante los próximos cuatro años. En estas semanas, los operarios ya han pasado por Uría, Doctor Casal, San Vicente, Magdalena y plaza Feijoo. Por La Lila, Palmira Villa, Pelayo, Campoamor y Colloto. Durante los próximos días seguirán por Asensio Bretones, Puerto Pajares el Parque del Oeste y el entorno del Calatrava.

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta, y el concejal delegado de vías urbanas y rurales, Alfonso Pereira, visitaron ayer al personal de la contrata en la plaza del Conceyín, en la Corredoria. Canteli pidió disculpas “a toda la ciudadanía por el retraso ocasionado por una impugnación del contrato por parte de una de las empresas que, afortunadamente ya ha sido solucionada”. Así, el regidor anunció que “toda la plantilla se va a poner a trabajar ahora para recuperar las calles de Oviedo, que en este momento están bastante deterioradas y abandonadas”.

El contrato de mantenimiento de aceras cuenta con un presupuesto anual de 1.300.000 euros, lo que supone un incremento de casi 200.000 euros al año, sobre el contrato anterior. Este forma parte del macrocontrato de mantenimiento de vías que Infraestructuras adjudicó ya hace meses a la UTE CGS-Trabajos Salense. Este lote incluye todas las actuaciones de reparación que se produzcan en las aceras y áreas peatonales, incluyendo algunas tares de renovación o mejoras de drenaje, ejecución de muros de contención o retirada de argayos. Un contrato básico para la ciudad que, a raíz del recurso de una de las empresas, obligó, por ejemplo, a salvar con vallas de obra las baldosas rotas de la calle Uría.

Para acometer estos trabajos, se cuenta con diez operarios, más los dos encargados de obra, distribuidos en cinco cuadrillas que se reforzarán en caso de ser necesario con equipos adicionales, siempre contando con un equipo de manera permanente en la zona peatonal. Los trabajadores son los operarios subrogados del anterior contrato de mantenimiento, una obligación que se recogía en los propios pliegos del contrato. El salto entre los dos contratos de mantenimiento de las aceras supuso que varios operarios se quedasen en el paro durante unos meses, lo que motivó movilizaciones de los sindicatos frente a la Casa Consistorial

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta (Cs), puntualizó que “el correcto mantenimiento de vías es una apuesta muy importante de este gobierno, con un incremento presupuestario muy notable y que va a permitir atender todas las necesidades de subsanación de deficiencias que hay que abordar. Las cuadrillas de Infraestructuras ya están trabajando desde el lunes y en un tiempo corto vamos a poder darles solución a todas las peticiones”.

El concejal delegado de vías urbanas y rurales, Alfonso Pereira, celebró que “por fin se haya podido desbloquear este contrato y se pueda empezar a trabajar, con un plan para desarrollar el mejor mantenimiento posible de toda la ciudad. Se llegará a todas partes, pero empezaremos por aquellas zonas que estén más deterioradas, no sólo en zona urbana, si no también en la rural. No hay que olvidar que este deterioro es el resultado de varios años sin mantenimiento de las vías, al que ahora le estamos poniendo remedio”.

Compartir el artículo

stats