Juan Ramón González (Oviedo, 1975) ha sido nombrado nuevo gerente del Centro Asturiano. Más conocido como “Torla”, apodo que cogió prestado de una localidad aragonesa vecina al Parque Nacional de Ordesa donde veraneaba de niño, fue consejero del Real Oviedo durante los años 2012 y 2013. Licenciado en empresariales por la Universidad de Oviedo, hasta ahora trabajaba en una multinacional portuguesa.

Sustituyendo en el cargo al histórico director general del club, Gerardo Martínez Quesada, Juan Ramón González dice llegar al Centro Asturiano “ilusionado” ante “un reto tremendo”. Así, el nuevo responsable de la gestión del día a día de la institución, asegura que tratará de “hacer crecer al club” con su trabajo.

Ante la anunciada marcha de su histórico gerente, el Centro Asturiano puso en marcha una campaña para encontrarle sustituto. El proceso de selección, que arrancó el pasado mes de febrero, le fue inicialmente encargado a la empresa de recursos humanos Laboralistas del Principado, que puso como fecha tope el 31 de marzo para que los interesados en ocupar el puesto enviasen sus currículum. El club exigía que los candidatos contasen con formación universitaria, experiencia en la dirección de centros deportivos o gestión de empresas y una experiencia mínima de cinco años en “puestos de responsabilidad”. La elección de Juan Ramón González encaja con todos los requerimientos que hacía el club entonces a la hora de afrontar la selección. Entre las funciones del cargo se encuentran la planificación y control del presupuesto, la gestión de las instalaciones y la promoción y el desarrollo de eventos.

La entidad, que aprobó sus cuentas tras la pandemia con un remanente cercano a los 325.000 euros, planea seguir invirtiendo en sus instalaciones en la falda del monte Naranco. El pasado mes de abril el club anunció su intención de desembolsar un millón de euros durante los próximos tres años. Los objetivos, en el corto plazo, son cubrir las pistas de pádel (350.000 euros), cambiar el campo de fútbol (190.000 euros) y construir un espacio polivalente en la zona de la antigua piscina del club, un espacio en el que puedan practicarse distintas disciplinas deportivas u otro tipo de actividades.

La entidad presidida por José Manuel Granda prevé mantener este año la línea de ingresos de los ejercicios anteriores, una cifra anual que ronda los 4,3 millones de euros.