Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Vivaldi inesperado en el Auditorio

“Soqquadro Italiano” sorprende con su singular versión del “Stabat Mater”, con gran despliegue de Capezzuto

8

Un Vivaldi inesperado en el auditorio Miki López

“Soqquadro Italiano”, con Vincenzo Capezzuto a la cabeza, presentó ayer en el Auditorio Príncipe Felipe, dentro de los espectáculos vinculado al Camino de Santiago, su proyecto multidisciplinar “Stabat Mater. Vivaldi Project”. Una singular, incluso inesperada, fusión de concierto clásico, música electrónica, danza y desarrollo escénico performativo que reivindica tanto el legado de Vivaldi como el del pintor renacentista Masaccio, cuya “Crucifixión” impregna toda la puesta en escena de la obra.

El Auditorio Príncipe Felipe registró una buena entrada para presenciar el espectáculo, en el que Capezzuto dio el do de pecho con un despliegue total que incluía tanto la danza como el canto, ya que él mismo se encargó de interpretar una singular versión del “Stabat Mater”. Una doble actuación que fue posible gracias a una estudiada coreografía, diseñada por Mauro Bigonzetti, que pemitió a Capezzuto disfrutar de las necesarias pausas en su interpretación para coger aire y alternar de forma efectiva ambas responsabilidades. En el plano visual, el director Claudio Borgianni procedió a deconstruir el cuadro de Masaccio para ofrecer una escena propia sobre la que desarrollar la dicotomía amor-sacrificio. Tras el “Stabat Mater”, la función se completó con versiones de obras anónimas del siglo XII, con arreglos contemporáneos a cargo de la formación italiana, hsata completar una hora de vigorosa función.

Compartir el artículo

stats