Las obras que completarán el saneamiento de Alejandro Casona y de Olivares ya se dejan notar en la calle Fuertes Acevedo, donde ayer se registraron los primeros cortes de tráfico. De momento, la circulación en sentido ascendente desde la plaza de toros hacia el alto de Buenavista ha quedado restringida a un carril. Además, el paso de cebra junto al coso ha quedado anulado, lo que ha generado quejas de los residentes, obligados a rodear, bien hacia la parte superior de la calle o hacia el cuartel de Buenavista, para cruzar de un lado a otro. Los trabajos, que costarán 2 millones y durarán seis meses, consisten en habilitar el colector que, desde Fuertes Acevedo conectará con el que todavía permanece sin uso en Alejandro Casona y, más allá, con el interceptor de Olivares.