El problema de los atascos es mucho menor en Ciudad Naranco por el verano, cuando los colegios del barrio están cerrados, pero los vecinos saben que las caravanas volverán cuando se inicie el curso, al menos mientras duren los trabajos de ampliación del puente de Nicolás Soria. Para minimizar el problema, los integrantes del colectivo vecinal Activa Ciudad Naranco le piden al concejal de Seguridad Ciudadana que estudie la posibilidad de permitir el acceso de vehículos a la calle Independencia desde la rotonda de la Losa y a través del viaducto Ingeniero Marquina. Actualmente, los vehículos pueden usar ese itinerario en sentido ascendente, es decir para entrar al barrio desde Independencia, pero no al contrario.

El concejal de Seguridad, el popular José Ramón Prado, explicó en su momento que el planteamiento vecinal iba a ser estudiado por los técnicos municipales, pero tiene miedo que sea peor el remedio de la enfermedad. Es decir, el edil teme que sacar el tráfico de Ciudad Naranco por el Viaducto Ingeniero Marquina sirva para provocar embotellamientos en la zona de Independencia, que es una calle con mucho tráfico de por sí y ubicada en pleno centro de la ciudad. “Lo que pedimos es que las cosas no se queden en el olvido y que al menos se estudie la posibilidad de tomar esa medida mientras duren las obras de Nicolás Soria”, dice la presidenta de Activa Ciudad Naranco, Marisa Álvarez. Por poner sólo un ejemplo, los vecinos creen que abrir al tráfico el sentido descendente del Viaducto Marquina servirían, entre otras cosas, para que todos los coches y autobuses de los colegios Auseva y San Pedro de los Arcos no tuviesen que meterse en el lío que se forma junto al puente de Nicolás Soria para salir del barrio.

Por otro lado, los vecinos de Ciudad Naranco le piden al Ayuntamiento que vayan planificando un aumento de la presencia de la Policía Local en la rotonda del Luis Oliver de cara al inicio del curso. “Cuando están allí dirigiendo el tráfico hay muchísima más fluidez y los coches salen mucho más rápido. En caso contrario podemos llegar a sufrir esperas de entre veinte minutos y media hora en algunos casos”, dice Álvarez.

Reclaman que sigan abiertos todos los carriles de Nicolás Soria


Los vecinos de Ciudad Naranco piden que la empresa encargada de las obras de ampliación del puente de Nicolás Soria mantenga abiertos todos los carriles de entrada y salida del barrio para luchar contra las caravanas. El desarrollo de los trabajos obligó a los operarios de la constructora Copcisa a cerrar uno de los carriles de bajada durante un tiempo y aquello provocó aún más problemas de tráfico de los que ya existen en Ciudad Naranco. “Desde que abrieron de nuevo ese carril hay menos atascos, como es lógico. Pedimos que no lo vuelvan a cerrar a no ser que sea estrictamente necesario”, señala Marisa Álvarez.