Somos y Podemos Uviéu se unieron ayer a las demandas vecinales de inversiones en Fuentes Pando- Pumarín. Concretamente, se refirieron a la zona conocida popularmente como “Tocóte” y Torres de Pando. José Sariego, presidente de la asociación vecinal Fuentes Pando-Pumarín, recordó que llevan años reclamando una mejor accesibilidad para la zona. Durante más de dos décadas han urgido la ayuda del Ayuntamiento para hacer que la accesibilidad sea más fácil debido a que “el porcentaje de personas mayores incrementa cada año”, explica Sariego.

“En el Ayuntamiento nos dicen que no resulta rentable económicamente”, lamenta el líder vecinal ovetense, que agrega que “no puede ser que estemos en el siglo XXI inaccesibles”. Y agrega: “Estamos abandonados, no hay ningún tipo de inversión para el barrio, en el que viven unas 30.000 personas”.