Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bebé ingresado en el HUCA continúa muy grave y no responde a estímulos

La defensa de los padres investigados por maltrato pide al Principado otorgar la tutela del niño, de 4 meses, y de su hermana a los abuelos

Una ambulancia pasa por delante de la zona de Urgencias del HUCA. | LNE

Una ambulancia pasa por delante de la zona de Urgencias del HUCA. | LNE Lucas BLANCOL. B.

El bebé de 4 meses que ingresó el sábado en estado crítico en la UCI Pediátrica del HUCA sigue peleando por su vida en el complejo sanitario de La Cadellada. Según ha podido saber este periódico, el niño continuaba ayer en estado “muy grave” y “no responde a estímulos” debido a los daños cerebrales por los cuales sus padres están siendo investigados por un supuesto delito de maltrato. Los progenitores, que quedaron en libertad con cargos el miércoles tras admitir en el Juzgado que habían lanzado al aire al bebé para “hacerle reír”, solicitaron ayer al Principado a través de su abogado, José García Ovies, que la tutela del niño hospitalizado y de su hermana, de 18 meses de edad, pase a manos de sus abuelos, sin que de momento hayan recibido respuesta.

El entorno familiar del pequeño vive con angustia tanto la situación sanitaria de este como el proceso judicial de unos progenitores vehementes a la hora de defender su inocencia a pesar de los informes médicos que reflejan daños cerebrales muy graves, así como moratones en distintas partes del cuerpo. Si bien en la mañana del miércoles fueron decenas las personas que se concentraron frente a los Juzgados para apoyar a los padres, por la noche ese respaldo presencial se trasladó a las puertas del HUCA, donde el bebé sigue luchando por sobrevivir.

La defensa de los padres se reunió en la mañana del jueves con personal de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar para trasladarle la petición de que la tutela del pequeño y de su hermana, de 18 meses, retirada a los progenitores por el juez, pase a manos de sus abuelos. “No creemos que sea bueno sacar a la hermana de su ámbito familiar en estos momentos”, sostiene el letrado sobre la menor ingresada en el Materno Infantil desde el miércoles, quien aprovechó también para reclamar el derecho de la familia a conocer el estado de ambos pequeños. “Ahora mismo carecemos de información directa sobre el estado de salud del menor”, añadía ayer el abogado.

Por su parte, la consejera Melania Álvarez indicó que la asunción de las tutelas de los menores es obligación de su departamento a la espera de nuevos mandatos judiciales. “Ante una situación de desamparo como la que se encontraban estos niños asumimos la tutela a la espera de que la Fiscalía determine los pasos a seguir”, dijo en referencia al hecho de que los menores tengan más familiares en disposición de asumir sus cuidados.

En lo que respecta a las investigaciones, fuentes cercanas al caso apuntan a que los informes sanitarios sobre el alcance de las lesiones del menor serán determinantes para aclarar la responsabilidad de los padres en lo sucedido. A pesar de que los sospechosos niegan cualquier tipo de maltrato, las marcas en el cuerpo del bebé están siendo estudiadas a fondo, pues no se descarta incluso que pudieran ser objeto de algún golpe.

Cambio de Juzgado

De momento, el caso tratado inicialmente en funciones de guardia por el Juzgado de instrucción número 4 de Oviedo pasará a manos del Juzgado de instrucción número 3, al considerar los magistrados que debe ser este el encargado de llevar la instrucción por cuestiones de formalismos jurídicos.

En lo que respecta a los investigados, estos han vuelto a su casa de la zona de Cuatro Caños, en el barrio de La Corredoria, y están “tranquilos”, según fuentes de su entorno. Quienes los conocen insisten en que se trata de un matrimonio joven que se gana la vida con la chatarra y los mercadillos, aunque también frecuentan los Servicios Sociales en busca de ayudas públicas para la economía familiar. Sus defensores sostienen que lo ocurrido fue “una desgracia” y que la única preocupación de los progenitores es saber si el niño podrá finalmente recuperarse de sus gravísimas lesiones.

Compartir el artículo

stats