Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Naranco, pulmón verde de Oviedo, luce como nuevo tras nueve meses de trabajos

El plan de empleo que finaliza el martes saca brillo a los neveros, a las trincheras y a 62 kilómetros de rutas en el monte

El Naranco, pulmón verde de Oviedo, luce como nuevo tras nueve meses de trabajos

El Naranco, pulmón verde de Oviedo, luce como nuevo tras nueve meses de trabajos Irma Collín

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El Naranco, pulmón verde de Oviedo, luce como nuevo tras nueve meses de trabajos Lucas Blanco

Después de casi nueve meses de intensos trabajos por parte de un ejército de más de 60 operarios, el Naranco luce como nuevo para deleite de senderistas locales y turistas. Los trabajadores del plan de empleo local iniciado en diciembre apuran las últimas jornadas de unos contratos que espiran el próximo martes para culminar las labores de acondicionamiento de neveros, búnkeres, trincheras y alrededor de 62 kilómetros de sendas distribuidas en seis itinerarios llamados a servir de reclamo para visitar al totémico monte.

Con una inversión de 3,3 millones de euros –2,3 de aportación regional y 1 proveniente de las arcas municipales– el equipo de gobierno liderado por Alfredo Canteli decidió centrar los esfuerzos del plan en sacar brillo a una de las joyas naturales del municipio, especialmente reabriendo trazados emblemáticos olvidados durante años para relanzar el turismo bélico y de naturaleza.

LNE

Las imágenes hablan por sí solas. La construcción de escaleras de acceso a fuentes, la colocación de quitamiedos de madera en algunas pistas, la limpieza y señalización de los neveros o la apertura de caminos hasta los búnkeres y trincheras de la Guerra Civil son solo algunas muestras de los progresos conseguidos por un equipo integrado por 74 personas, de los cuales, unos 60 se encargaron del trabajo de campo.

El Naranco, como nuevo

El propio Canteli y el edil de Economía, Javier Cuesta, tienen previsto visitar hoy mismo unas mejoras visibles principalmente en la parte alta del monte. Las trincheras del Picu Paisano, totalmente despejadas tras muchas horas de desbroce protagonizan una de las rutas adecentadas con 7,3 kilómetros de longitud, mientras que la emblemática fuente de los pastores servirá de reclamo para otro trazado de 7,2 kilómetros.

El Naranco, como nuevo

Una ruta circular de 23 kilómetros conecta en buenas condiciones la falda del monte desde el Asturcón las rutas que llevan hasta su cima, donde luce ya en perfectas condiciones la ruta de los neveros, de 10 kilómetros de largo. La senda de Cama’l Moro y la de Peña Llampaya, con dos trazados bastante asequibles para el senderista medio, completan una nueva oferta pensada para “universalizar” el disfrute del monte. “Queríamos dar la importancia que se merece a un monte de 637 metros de altura hasta ahora infravalorado”, comentan fuentes municipales, acerca de uno de los proyectos más solicitados por Canteli desde su llegada a la Alcaldía.

El Naranco, como nuevo

Compartir el artículo

stats