Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Petit Pop" se suma a la fiesta de San Mateo

La banda de música celebra su décimo aniversario en el Calatrava, con el público más pequeño entregado desde el minuto uno

El grupo "Petit Pop" durante su actuación en el Palacio de Exposiciones y Congresos.

El grupo "Petit Pop" durante su actuación en el Palacio de Exposiciones y Congresos. Irma Collín

No todos los días se cumplen diez años. "Petit Pop" llevan recorriendo la música desde 2010 y en esta gira han querido celebrar su aniversario junto a sus fans. La pandemia no les dejó hacerlo antes, pero eso no les quitó la emoción y la ilusión, partes esenciales en su concierto en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo. Con las entradas agotadas, "Petit Pop" llenó la sala principal del Calatrava y el recinto se inundó de las canciones más conocidas de la banda. "Hoy venimos a celebrar nuestro aniversario, pero también San Mateo. Os agradecemos mucho que hayáis venido a pasar la tarde con nosotros en vez de elegir la playa o un prao en el que tomar el sol", fueron las palabras que abrieron el concierto. La primera canción que tocaron fue "Senderismo", y desde los primeros acordes su público, desde los niños a los padres, lo dieron todo. Las palmas no pararon en ningún momento, siguiendo el ritmo de todos los temas del grupo.

Tras la primera, llegó la segunda. “El invierno está al revés” fue un tema reconocido para los más pequeños del público, que la comenzaron a cantar acompañando a los artistas mientras muchos de los espectadores también bailaban y daban palmas. Y con estos bailes improvisados, llegaron los de verdad. "La danza de la nieve" venía con coreografía incluida y, aunque la explicaron antes de tocarla, algún que otro joven espectador ya conocía los pasos de baile.

Mar Álvarez, en primer término, y Lara González, al fondo, durante el concierto del décimo aniversario de "Petit Pop" en el Calatrava, en Oviedo. Irma Collín

Entre canción y canción, la banda no se olvidó de agradecer al Ayuntamiento de Oviedo por organizar este concierto: "Por contar con nosotros para las fiestas de la ciudad”. El Calatrava fue el escenario elegido para este concierto, y aunque el espacio no acompañaba para sentir la cercanía entre público y músicos, la emoción y el buen rato juntos hizo que parecieran uno solo, yendo al mismo son y bailando todos al compás.

Con "Chuta el balón", otro de sus grandes éxitos, muchos eran los espectadores que cantaban y bailaban, pero algún que otro espectador, junto a su familia, jugaban a la palmas con el ritmo de la canción.

El concierto fue un claro ejemplo de que "bailar sentados también es bailar", unas palabras que salieron de la banda como pequeño guiño al cantante Sergio Dalma. Sin embargo, para los fans más entregados era difícil quedarse en los asientos y muchos de ellos los abandonaban para poder seguir las coreografías mucho más fácilmente. En un momento, las escaleras entre butacas quisieron convertirse en pista de baile, pero ni siquiera hizo falta que los acomodadores intervinieran: las propias familias corrían hasta sus pequeños y los llevaban rápidamente a sus asientos, alguno pidiendo perdón incluso a los acomodadores, que sonreían por las disculpas bienintencionadas.

"Petit Pop" celebraba ayer su aniversario cumpliendo no solo diez años junto a su público, sino también cumpliendo el sueño de muchos de sus pequeños espectadores al poder verles tras un año entero echándolos de menos.

Compartir el artículo

stats