Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SAN MATEO

Americanos, os recibimos con alegría

Miles de personas llenan las calles de la ciudad para celebrar la recuperación del Día de América en Asturias

31

El mini desfile del Día de América en Asturias de San Mateo 2021

El Día de América en Asturias más atípico fue tan exitoso como acostumbra. Ante la incómoda sombra del covid, por fortuna cada vez más tenue, se impuso un cambio de estrategia: en vez de lanzar a todo el ejército de músicos, bailarinas y vedettes a desfilar por las calles de Oviedo, se impuso una fiesta de guerrillas, con múltiples focos, incluso simultáneos, para celebrar como se merece esta jornada de hermanamiento entre Asturias y América. Hubo todo aquello que se espera de un Día de América en Asturias, aunque repartido en pequeñas dosis, y siempre con una fenomenal respuesta de la gente, ávida de samba y diversión. En pleno “año Berlanga”, nunca fue tan cierto aquello de “¡Americanos, os recibimos con alegría!”.

Desfile de haigas, a su paso por la Escandalera.

Si la capital asturiana fuese un teatro, ayer hubiera colgado el “no hay billetes” en las entradas a la ciudad. Desde La Losa hasta la Catedral, las calles estaban abarrotadas, y encontrar hueco en una terraza era uno de esos milagros que siempre caían de jueves. El primer reclamo de la jornada pasaba por los haigas, esos fenomenales bólidos que ya en la víspera habían atraído a cientos de curiosos hasta La Losa. Ayer tocó el turno de verlos en circulación, cuando los quince vehículos completaron dos desfiles por las calles de la ciudad.

Concierto de Son de Cuba, en el edificio histórico de la Universidad.

Concierto de Son de Cuba, en el edificio histórico de la Universidad.

El primero, a la una de la tarde, fue realmente espectacular. En La Losa, cientos de personas se concentraron para saludar la salida de los coches, en los que viajaban bailarinas brasileñas, catrinas mexicanas, máscaras peruanas y hasta el imprescindible Mateín, todos agrupados en los descapotables. Cerraba la “procesión” un bus clásico, que promulgaba con orgullo la línea Cangas-Oviedo.

Alfredo Canteli, flanqueado por su esposa, Marta Suárez, y el presidente de la SOF, Alfonso Camba, degustando el menú del Día de Asturias en El Tizón.

Mientras el desfile atravesaba la ciudad, de Porlier salía una batucada del grupo Río Samba, con bailarinas y dos luchadores de capoeira en cabeza, dando una exhibición para disfrute de la multitud que allí se agolpaba, vermú (o mojito) en mano.

Percusionistas de la batucada, frente a la Universidad.

Las esencias americanas se mantuvieron a la hora de comer, con un celebrado menú que degustaron, entre otros, el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el presidente de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF), Alfonso Camba. Al caer la tarde, la samba dejó espacio al son cubano, que centró un concierto en la Universidad, y el mojito cedió ante los churros y los gofres, cuyos puestos asumieron las colas que antes dominaban las casetas. Una pequeña tregua antes de seguir con la fiesta sin fin que es este San Mateo redivivo que salió de la pandemia.

Bailarinas brasileñas, en Mendizábal. | Luisma Murias

Bailarinas brasileñas, en Mendizábal. | Luisma Murias

Compartir el artículo

stats