Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo estudia concurrir a fondos europeos para la rehabilitación del Antiguo

El Ayuntamiento encarga un análisis de los edificios del casco histórico y de sus grados de protección antes de elaborar un plan especial

Estado actual del martillo de Santa Ana. | Irma Collín

El Ayuntamiento da el primer paso en la rehabilitación del Antiguo. El área de Urbanismo ha encargado un análisis del casco viejo que plante las bases de un futuro Plan Especial que sirva para revitalizar el corazón de la ciudad. El estudio, que se encargará a través de un contrato menor, valorará el estado de todos los edificios del casco viejo y sus grados de protección. Además, los encargados de llevar a cabo el trabajo también deberán avanzar en las posibilidades de conseguir financiación europea que costee la rehabilitación, al menos estructural, del casco histórico con el objetivo de darle nueva actividad y fijar población.

Aunque se trata de un documento urbanístico, los redactores deberán analizar el Antiguo desde una perspectiva global, descendiendo a aspectos como la economía o el turismo. El primer teniente de alcalde y responsable del área de Urbanismo, Nacho Cuesta, señala que “es necesario” tener este estudio previo de la zona, que incluirá un “análisis pormenorizado de los edificios del Antiguo y su estado”, además del grado de protección que tienen muchos de ellos, antes de llevar a cabo “el Plan integral de rehabilitación del Oviedo Antiguo”. Desde su llegada al Ayuntamiento, el actual equipo de gobierno ha insistido en su voluntad de recuperar “la vida y la actividad diurna en el casco histórico”, como recalcó ayer el edil.

Según la memoria del contrato para el que se ha pedido ofertas a tres estudios de arquitectura, se pretende abordar actuaciones previas que sirvan para plantear seguidamente un Plan Especial que revise en profundidad las condiciones reales de las edificaciones, formule propuesta renovadas de revitalización, asentamiento de población y consolidación de actividad, generando continuidad con el tejido urbano y a la vez potenciando los valores diferenciales, convirtiéndolo en un área singular de la ciudad.

Se precisa un plan para la rehabilitación del casco antiguo de la ciudad, con el contenido más amplio de regeneración, recuperación funcional y revitalización de la trama urbana central, dentro de los principios del desarrollo urbano sostenible y con cuidada atención a la gestión y financiación de sus previsiones en orden a la ejecución de sus propuestas y consecución de sus fines.

Este estudio previo deberá estar interrelacionado con otras actuaciones en desarrollo, como la rehabilitación de la muralla medieval en su tramo de la calle Paraíso o el desarrollo del proyecto del Martillo de Santa Ana.

La voluntad del equipo de Urbanismo es que los redactores del estudio tengan en cuenta valores en alza del casco viejo, como es la manzana de los museos. Este tipo de actividades es la que se pretende que el Ayuntamiento termine de potenciar para conseguir “la recuperación de la zona como una parte esencial dentro de la ciudad”. La idea es que el equipo que se haga cargo del análisis sea capaz de detectar la problemática, las necesidades y las oportunidades que actualmente presenta el casco viejo.

Una vez que los estudios invitados a llevar a cabo el análisis del Antiguo hagan sus ofertas y el Ayuntamiento se lo adjudique a uno de ellos, los redactores tendrán cuatro meses para entregar el resultado de su estudio.

En pleno proceso de elaboración de los presupuestos para el próximo año, el área de Urbanismo tiene la intención de destinar una partida al desarrollo de un Plan Especial para el casco viejo que actualice las normativas del suelo del corazón histórico de Oviedo.

El renacer del Antiguo pasa por desestacionalizar el ocio, mayormente nocturno, que supone perjuicios para los vecinos y termina expulsando población de las calles que vieron nacer Oviedo. En los últimos meses se han sucedido problemas en el casco histórico. Un incendio en un edificio okupado de la calle Paraíso puso la lupa sobre los problemas vecinales en el casco histórico, semanas después un derrumbe frente al Martillo de Santa Ana lo hizo sobre el mal estado de los edificios del barrio, muchos de ellos protegidos por su alto valor histórico. Durante décadas, la degradación ha ido a apoderándose del Antiguo sin más que actuaciones puntuales o de maquillaje como la limpieza de los grafitis que vuelven, una y otra vez, a las fachadas de sus calles. El Ayuntamiento quiere echar el freno, conseguir rehabilitar unos edificios que tienen que superar los escollos de su protección, normalmente integral, y conseguir que el ocio nocturno pueda convivir con otro tipo de negocios y de hostelería de día.

“Los efectos de la desidia municipal en el Antiguo los sufren los vecinos en su salud”, denuncia Coto

Ch. N.

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto, apoyó ayer la nueva plataforma surgida en el Antiguo, con la confianza de que “se convierta en la semilla de la recuperación de nuestro abandonado casco histórico”. Coto se refería, así, a la reunión de más de 70 vecinos del Antiguo en San Tirso y que ha dado paso a esta plataforma vecinal para plantar cara al vandalismo, tal y como ayer adelantó LA NUEVA ESPAÑA. “La situación que detalla el periódico”, explicó la portavoz de Vox, “es el pan nuestro de cada día de los vecinos, una vez que, en lugar de abordar un plan de rehabilitación y futuro del Antiguo el Ayuntamiento lo ha convertido en espacio para botellones y vandalismo. Este tipo de hechos se han recrudecido tras la pandemia y ahora las cosas han ido a peor hasta el punto de que la Policía no da abasto”. Coto señala al Ayuntamiento y razonó que “los efectos de esta desidia municipal los sufren los vecinos en su salud, al acceder a sus viviendas, al ver destrozado el mobiliario y llegando al punto de tener que irse de sus casas los fines de semana, al margen de los inconvenientes que tienen para utilizar sus vehículos particulares aparcados en los garajes, como ha relatado uno de los afectados”. “Esta realidad”, relacionó Coto, “da al traste con las declaraciones de Canteli diciendo que ‘hubo algún botellón’ en San Mateo, cuando es al contrario, es el día a día del Antiguo”. La portavoz de Vox consideró “un escándalo que se esté incumpliendo la normativa”, y se refirió a la resolución autonómica que prohíbe “la aglomeración incontrolada de personas para el consumo de alcohol en vías públicas, parques, plazas y lugares de tránsito”.

Compartir el artículo

stats