Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reino Unido estudia cancelar el programa de tanques Ajax, en el que participa Trubia

Un fallo en el diseño de los blindados, ajeno a la fábrica ovetense, ha causado problemas de audición a más de 300 soldados británicos

El blindado Ajax, durante sus pruebas en el Reino Unido. | GEDLS

La Fábrica de Armas de Trubia ya ha cruzado el ecuador de la producción de los 589 blindados Ajax para el ejército británico y, ahora, el Reino Unido estudia cancelar el millonario programa de armamento. En 2014 Gran Bretaña encargó a la división inglesa de la multinacional General Dynamics Land Systems el suministro de un gran lote de tanques. GEDLS diseñó un nuevo blindado partiendo de la base del exitoso Ascod que sale de la planta asturiana. La modificación, según denuncian el gobierno británico y los medios locales, ha resultado defectuosa.

Más de 300 soldados británicos presentan problemas de audición debido al ruido y la vibración de un tanque que pretendía ser silencioso y deberán ser indemnizados por el gobierno de Boris Johnson. A principios de mes, el parlamento británico inició una investigación sobre el contrato multimillonario y ha encargado a un alto funcionario del ejército de Gran Bretaña la evaluación del programa, posibles modificaciones del mismo o, textualmente, su cancelación.

Santa Bárbara y su fábrica asturiana actúan como subcontrata para la construcción de las plataformas de los tanques y ya han producido unas 350 unidades. De existir modificaciones en el diseño, en términos de trabajo la villa trubieca se vería, paradójicamente, beneficiada. Si finalmente el encargado de la logística del ejército británico, David Marsh, decide cancelar el programa las cosas serán muy distintas. Fuentes de la planta trubieca aseguran estar al tanto de los problemas que está causando el Ajax en territorio británico, pero, de momento, no se plantean frenar la producción. “Es una decisión que nos debería trasladar General Dynamics UK y, de momento, no tenemos orden de parar”, aseguran desde Trubia. La división británica de la multinacional ha ganado, desde el inicio del programa Ajax, unos 88 millones de euros.

En Asturias se produce la base del blindado, pero se le añaden más piezas hasta llegar a su versión final en otras plantas de la multinacional y de otras empresas que suministran, por ejemplo, el cañón del tanque, una de las piezas que más problemas está dando al ejército británico. En el año 2015 la multinacional y el gobierno de Gran Bretaña acordaron trasladar buena parte de la producción (integración, ensamblaje y realización de las pruebas previas a la entrega) a una de las plantas que General Dynamics tiene en el Reino Unido. El resto de tanques de esta familia que se producen en España, por el contrario, nunca han presentado problemas similares y son operados por varios ejércitos de distintos países.

Un informe interno de Santa Bárbara fechado en junio de este año reconoce el programa Ajax como uno de los más importantes que gestiona la empresa actualmente. Aunque es una de las grandes producciones de la planta trubieca, la cancelación del Ajax no pondría en peligro ni el empleo ni el futuro de la empresa en Asturias.

Ruedas y cadenas

El Ajax, el blindado de cadenas británico, está basado en el Ascod, uno de los productos más exitosos de la fábrica trubieca y que sigue sumando compradores. La Fábrica de Armas de Trubia comenzará en las próximas semanas el vehículo de combate para el ejército de Filipinas, el último en adquirir el blindado asturiano. Los 48 tanques para el ejército asiático se entregarán entre 2022 y 2023. Actualmente, la Fábrica de Armas de Trubia es una de las pocas de Europa que tiene dos líneas de producción, fabricando tanques de ruedas y de cadenas. Los blindados de ruedas tienen como su máximo representante al 8x8 Dragón, en nuevo tanque del ejército español que también tiene el inicio de su fabricación en la planta ovetense.

El Dragón, junto a las variantes del Ascod, es la punta de lanza de la producción trubieca. El macrocontrado del Ministerio con la unión de empresas Tess Defence (en la que participa Santa Bárbara). A finales de septiembre el Consejo de Ministros acordó inyectar 1.208 millones de euros al programa (que se suman a los 50 ya desembolsados en 2020) para la producción de los primeros 348 tanques de los 998 adquiridos por el ejército. El Ministerio de Defensa adelanta así una cantidad millonaria al consorcio empresarial que este deberá ir devolviendo al Estado según se vayan realizando las compras de los vehículos.

GEDLS confirma que, de conseguir el contrato checo, los tanques se harán en Asturias


La multinacional General Dynamics Land Systems (GEDLS) está en la “lista corta” para hacerse con un macrocontrato de 2.100 millones de euros con el ministerio de defensa de la República Checa. La empresa compite con una firma alemana y otra sueca para suministrar sus blindados Ascod al país centroeuropeo. Aunque la multinacional tiene plantas en la República Checa desde la empresa ya se ha trasladado a los trabajadores de la planta trubieca que si consiguen el contrato la producción de las barcazas de los tanques de cadenas se realizará en Trubia. El gran contrato, que se quería dejar listo antes de las elecciones parlamentarias que se celebraron en el país el pasado día 8 de octubre, este todavía no se ha resuelto. La empresa confía en que el cambio de gobierno no afecte a los planes para renovar su flota de tanques y adaptarse a los criterios de la OTAN. La multinacional también tiene un ojo puesto en Eslovaquia, donde también tienen que actualizar su flota de blindados para abandonar los modelos soviéticos y adaptarse a los requisitos que exige la Unión Europea. El Ascod también es uno de los favoritos del ministerio de defensa eslovaco. Este macrocontrato rondará los 1.500 millones de euros, aunque todavía no se ha hecho pública su licitación. Santa Bárbara, que tiene garantizada su continuidad hasta finales de la década quiere conseguir estos grandes contratos para continuar afianzando su posición en la producción de armamento a nivel europeo. La empresa ha reservado cerca de 14 millones de euros para modernizar la planta trubieca con el objetivo de adaptarse a las nuevas necesidades de los encargos que recibe.

Compartir el artículo

stats