Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Catedral celebra hoy 1.200 años con cifras récord de afluencia turística

El templo cerró agosto con una media de 850 visitantes al día y prevé despedir 2021 con registros similares a los de 2019, su mejor año

Vista general de la plaza de la Catedral, llena de turistas, el pasado mes de agosto. | Miki López

Vista general de la plaza de la Catedral, llena de turistas, el pasado mes de agosto. | Miki López

La Catedral de Oviedo celebrará hoy al mediodía, con una eucaristía por el rito mozárabe, los 1.200 años que se cumplen desde que Alfonso II consagró la primitiva basílica del Salvador, junto a las de Santa María, Santa Leocadia y San Tirso en el mismo sitio donde su padre, Fruela, había fundado otro templo similar, arrasado por las incursiones musulmanas de 794. Doce siglos más tarde, la basílica ovetense conserva todavía de aquel origen la cripta de la santa toledana y la que, sobre aquella, acogió las reliquias del Arca Santa. Alrededor del núcleo fundacional creció una catedral gótica con el paso de los siglos pero el proyecto de Alfonso II sigue, de alguna forma, vigente en la actualidad. La idea dar peso a Oviedo gracias a las reliquias, de atraer peregrinos y de convertir la ciudad en el lugar desde el que peregrinar a Santiago todavía funciona, y en un año como este de recuperación “tardocovid”, el templo cerrará el año con buenos datos de afluencia turística. “Estaremos cerca de los 100.000 visitantes”, confía el Deán, Benito Gallego. Son cifras muy próximas al récord de los 110.000 de 2019.

La Catedral de Oviedo es, con permiso de los monumentos prerrománicos del Naranco, el principal reclamo turístico de la ciudad y uno de los mejor puntuados en la región, sin contar Covadonga. Tras la finalización de algunos de las últimas grandes restauraciones, como la de la Cámara Santa, en 2014, la Sancta Ovetensis puso en marcha un sistema de cobro de entradas y empezó a incrementar la afluencia de turistas progresivamente.

Se partía, en 2013, de unos 70.000 visitantes al año y en los años siguientes al acceso de pago y al templo casi totalmente restaurado la cifra se fue incrementando entre un 10% y un 20% cada ejercicio. Así, en 2014 la catedral la contabilizó 84.000 visitantes y al año siguiente, en 2015, 95.000.

Pero el registro récord, señala el Deán, Benito Gallego Feijoo, llegó en 2019, el año previo a la crisis sanitaria, cuando el templo despidió el año con 110.000 visita.

La Catedral de Oviedo cumple 1200 años de historia

La pandemia canceló el turismo y, pese a los respiros del verano, los complicó todo, y en la Catedral también fueron cautos para retornar a las visitas. Este año, no obstante, la recuperación ha sido evidente, y el Deán destaca los buenos registros del verano, con medias diarias de 850 turistas al día en el mes de agosto.

Progresivamente se evolucionó de 10.580 visitantes en junio a 16.000 en julio y 26.500 en agosto, una cifra en consonancia con los datos turísticos excepcionales que ha ofrecido la ciudad en su temporada estival.

Con ese ritmo, Benito Gallego confía en que el cierre del ejercicio de 2022 sea, pese a todo, un año en el que se pueda superar esa barrera de los 100.000 visitantes, que viene a ser la categoría turística en la que ya estaba instalada el templo antes de la pandemia.

Además de los grupos turísticos que cada vez incluyen con más frecuencia la visita a la Catedral de Oviedo entre sus imprescindibles dentro de los viajes al Principado de Asturias, el Año Santo Jacobeo y su prolongación al próximo han ayudado también a este crecimiento. No en vano, el Ayuntamiento de Oviedo y el gobierno regional están reforzando el vínculo de la Catedral con el Camino de Santiago a través de la marca “Oviedo, origen del Camino”.

La programación específica del Xacobeo en Asturias se centraliza, así, en la Catedral de Oviedo, que a lo largo del año ha ido acogiendo una serie de conciertos especiales, como el de Amancio Prada el pasado fin de semana.

El plan estratégico turístico del Ayuntamiento pasa por fomentar el itinerario que parte desde Oviedo y llega a Santiago, una de las primeras rutas de peregrinación a la tumba del apóstol, impulsada por Alfonso II tras la fundación de la basílica dedicada al Salvador. La tradición le atribuiría después la condición de haber sido el primer peregrino a Santiago e inventor, de alguna manera, de la ruta Xacobea, como recuerda la copla popular: “Quien va a Santiago y no al Salvador visita al criado y no al señor” . Dentro de los planes para impulsar la Catedral como principal motor turístico de la ciudad también se encuentra el proyecto municipal para apoyar los trabajos de accesibilidad de la torre gótica y convertirla en uno nuevo atractivo para los visitantes.

Las vidrieras sur, última obra pendiente del plan director, que cumple ahora 25 años


Al 1.200 aniversario de la Catedral de Oviedo le han faltado pocas semanas para coincidir con otra celebración. En noviembre se cumplirán 25 años de la puesta en marcha del plan director de la catedral, un ambicioso proyecto que permitió rehabilitar la práctica totalidad del conjunto catedralicio. Dirigido por Jorge Hevia y Cosme Cuenca, este plan, que ha involucrado a las tres administraciones y contado con el apoyo de fundaciones como Endesa, Cristina Masaveu e Hidrocantábrico, ha logrado en estos años un cumplimiento del 90%, a falta de la intervención en las vidrieras de la nave sur y del crucero. Su restauración finalizará el proyecto de las obras necesarias para restituir la fábrica de la Catedral al mejor de sus estados. A lo largo todos estos años se han ido recuperando las distintas capillas (la última fue la de los Vigiles) y la piedra del templo se ha despojado de la característica negrura de los ochenta. El inicio de los trabajos, en 1996, comenzó por la capilla del Rey Casto, después de que un desprendimiento estuviera a punto de impactar contra la madre de Juan Carlos I, de visita en la ciudad aquellos días.

Compartir el artículo

stats