Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado adjudica las obras del Instituto de La Corredoria en 9,2 millones

El nuevo edificio, cuya construcción está prevista para los próximos 20 meses, pretende acabar con la saturación del actual centro educativo

Recreación del proyecto del nuevo instituto. LNE

La Consejería de Educación ya ha despejado, salvo contratiempo de última hora, el futuro del nuevo instituto de La Corredoria. La mesa de contratación propuso ayer por la mañana a la empresa madrileña Constructora Interurbana S. A. como adjudicataria de las obras del nuevo centro educativo. El proyecto, que estaba presupuestado en 9,6 millones de euros (impuestos excluidos), se quedará según la oferta de la firma en poco más de 9,2. La empresa tendrá 20 meses para llevar a cabo los trabajos desde que se formalice su contratación en las próximas semanas.

Constructora Interurbana tendrá que levantar, junto al colegio público Carmen Ruiz Tilve, un edificio de 10.160 metros cuadrados (9.600 construidos), de cinco niveles con terrazas, en un terreno en pendiente y que promete estar a la vanguardia de la eficiencia energética y de los modelos educativos.

La memoria del proyecto, obra del arquitecto Jovino Martínez Sierra, indica que el centro pretende convertirse en “un referente de edificio educativo, con la vocación de albergar espacios flexibles, transparentes y dinámicos, adecuados a la transformación de la educación actual”.

Ese propósito se traduce en una serie de espacios intermedios, tanto en el exterior como en el interior del edificio, que están pensado para ser punto de encuentro de alumnos y profesores y lugares ambivalentes para el ocio y la docencia.

En concreto, el detalle de los espacios que tendrá el nuevo instituto incluye módulos novedosos relacionados con la última transformación pedagógica: “superaulas, fuego de campamento, foro, atelier, cueva”... Todas esas piezas se relacionan con espacios grandes y flexibles, capaces de acoger “estrategias de cooperación”, en las que conviven tanto los pupitres tradicionales con paredes de pizarra sobre las que se puede escribir directamente, muros pensados para presentar trabajos o zonas de sofás o cojines para favorecer el diálogo. Todos estos espacios estarán concebidos, además, con “gran transparencia”, de forma que no tendrán barreras internas y conectarán visualmente con los espacios comunes de tránsito del centro.

El instituto de La Corredoria se quedó pequeño casi nada más inaugurarse, en 2009. La comunidad educativa lleva pidiendo un nuevo centro desde hace una década. Ahora, si no hay retrasos durante las obras o recursos contra la adjudicación del resto de empresas en liza por el millonario contrato, las previsiones estiman que el nuevo centro pueda inaugurarse en el curso 2023-24.

Compartir el artículo

stats