Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una odisea canina con final feliz: "Filo", el perro de Arcelor, vuelve a casa

El can, que llevaba 17 días desaparecido, está de regreso a Oviedo después de que un ciclista lo identificase en Llanera

"Filo", tras ser recuperado por los voluntarios de Más que chuchos

La odisea canina de "Filo" ha concluido con final feliz. Tras 17 días desaparecido, el perro fue identificado este domingo en Villabona (Llanera) por un ciclista, que logró reconocer al animal gracias a un artículo de LA NUEVA ESPAÑA sobre su pérdida. Siguiendo las instrucciones dictadas por la protectora Más que chuchos que se reproducían en el artículo, el ciclista se limitó a seguir al can para no perderlo de nuevo y alertó a los voluntarios de la ONG para que ellos se hicieran cargo de la recogida. Era el final de un periplo en el que "Filo" atravesó varios concejos en su búsqueda de un camino de vuelta al hogar.

El perro, un mestizo con parte de pastor alemán, había sido recogido por Más que chuchos tras ser abandonado por sus primeros dueños. "Todos los perros llevan mal el abandono, pero los pastores alemanes más que ninguna otra raza, porque se identifican mucho con su entorno", explica Blanca Rodríguez, presidenta de la protectora. En las instalaciones de Más que chuchos en La Pontiga (Oviedo), "Filo" se recuperó emocionalmente del abandono. "Se sentía muy a gusto aquí", asegura Rodríguez. El mes pasado, la protectora encontró una nueva familia para el can, que se trasladó al barrio de Villar, en Carreño. Pero a los pocos días de estar en su nuevo hogar, el perro se escapó. Era 30 de septiembre.

"Filo", el can extraviado "más que chuchos"

En los siguientes días, se avistó a "Filo" en varios puntos de la comarca avilesina. Primero, en el Monte Areo, y en días sucesivos cruzando la vía del tren en dirección Veriña y en Muniello. Cuando llevaba una semana desaparecido, el perro se coló en las instalaciones de Arcelor en Veriña, donde fue visto en diversas ocasiones en los días siguientes. El 10 de octubre, a petición de Más que chuchos, LA NUEVA ESPAÑA publicó la noticia de la desaparición de "Filo" en su edición online, que también se reprodujo al día siguiente en la edición física del diario. A partir de ese momento, según señala la protectora, se intensificaron los avistamientos del animal, pero no se logró concretar su recuperación hasta este mismo domingo.

"Un ciclista que estaba por la zona de Villabona, en Llanera, lo vio y lo identificó gracias a la noticia de LA NUEVA ESPAÑA", relata Blanca Rodríguez. "A diferencia de otras personas que lo habían visto previamente", continúa la presidenta de Más que chuchos, "este ciclista, que es majísimo, no trató de atraparle, sino que lo fue siguiendo despacio, sin acercarse demasiado, y nos llamó. Tuvo controlado al perro hasta que llegaron los voluntarios de Más que chuchos y pudieron recogerle".

"Filo" retornó el mismo día a las instalaciones ovetenses de la ONG, donde permanece aún, restableciéndose de su odisea. "Esta sorprendentemente bien tras tantos días fuera, pero se nota que ha pasado pánico. Se le veía al recogerle, aunque una vez que llegó al refugio se tranquilizó. De hecho, creemos que estaba volviendo a casa, y además bien orientado, porque venía en esta dirección, a través de la carretera vieja de Avilés", reflexiona Blanca Rodríguez. La protectora confía en que, ya en casa, "Filo" se recupere con rapidez y deje atrás las secuelas de su odisea.

Compartir el artículo

stats