El Parque de Invierno brillará por las noches con más intensidad y de manera más limpia a partir de esta semana. Operarios contratados por el Ayuntamiento de Oviedo iniciaron en la mañana de ayer la sustitución de 54 globos de vapor de sodio de alta presión por tecnología led. La actuación supone la renovación de casi la totalidad del sistema lumínico de la zona verde, gracias a una inversión de 20.000 euros que se amortizarán rápidamente con la reducción del 80% del consumo anual de dicha red de alumbrado.

El alcalde, Alfredo Canteli, y primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta, visitaron en la mañana de ayer junto al responsable municipal de la actuación, Adolfo García, unos trabajos que se prolongarán a lo largo de toda la semana. Como resultado, las farolas del Parque de Invierno reducirán su consumo eléctrico en 35.000 kilovatios, lo que supone un ahorro de cuatro de cada cinco euros destinados hasta ahora a sufragar el coste de la electricidad en el parque.

La estimación de los técnicos es que el ahorro energético se traducirá en la reducción de cuatro toneladas de emisiones de CO2 al año. Este proyecto se enmarca en la apuesta municipal por el ahorro energético, en la que destaca un contrato de tres millones de euros para la recuperación y sustitución de 5.000 puntos de luz de distintas partes de la ciudad. El ambicioso plan, que ya se encuentra en periodo de licitación, permitirá un ahorro millonario en el gasto de luz del centro, el entorno del HUCA y varios barrios.