Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los barrios de Oviedo denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

Vecinos de toda la ciudad critican las bajas sin cubrir, la mala atención telefónica y el cierre progresivo de Urgencias en los centros de salud

El centro salud de la Lila, ayer. Luisma Murias

“Se están cargando un servicio que funcionaba en todos los barrios. La solución a este caos está en su mano: contratar más personal”. Eduardo Arnáez lo tiene claro. Este vecino de La Manjoya dice no entender cómo en pleno siglo XXI la población, mayoritariamente jubilada, de su localidad tiene que trasladarse al “saturado” centro de salud de Otero para ser atendidos. “Es una locura porque tiene que llevarlos alguien que aparque en doble fila”, relata como ejemplo de lo que considera “un declive total” de los centros de salud de la ciudad. Un diagnóstico corroborado por representantes vecinales de distintos puntos de la capital asturiana, que coinciden en señalar a la falta de contrataciones de nuevo personal como la principal causa del colapso de los equipamientos, acompañado en casi todos los casos por un “nefasta” atención sanitaria y retrasos de varios días para ser atendidos.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

Los primeros en estallar contra el “desmantelamiento” de su consultorio de referencia fueron los vecinos de Otero. Cuqui Ormazábal, de la asociación de vecinos, se desespera cada vez que piensa en la progresiva pérdida de servicios experimentada por el centro de salud de Otero en los últimos años. “Están acabando con un ambulatorio que fue una referencia en Europa”, dice sobre la pérdida de cinco sanitarios en pocos meses y el cierre total del servicio de Urgencias. “Nos dicen que tengamos paciencia, pero no hacen nada”, apunta en referencia a los responsables de la consejería de Salud del Principado.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

En el populoso barrio de La Corredoria tampoco son ajenos a estos problemas de la Atención Primaria. “Es un martirio, cada vez que pides cita por la centralita, hay gente que llama hasta en 60 ocasiones”, comenta la directiva de la asociación de vecinos de San Juan, Maite Orozco, también crítica con la cada vez más acuciante merma de médicos y enfermeras.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

La escasez de personal es común en todos los equipamientos sanitarios de proximidad, entre los que se encuentra el ambulatorio de Ventanielles. “Hace falta mucho personal tanto para las consultas como para atender el teléfono, ya que casi nunca te lo cogen”, relata la representante vecinal de La Tenderina, Lorena Mora, en la misma línea que los vecinos del mismísimo corazón de la ciudad. “La mayoría de consultas suelen ser telefónicas y esto no lo podemos permitir tras dar por superada la pandemia”, sostiene la presidenta de la asociación de vecinos del Fontán, Ana Isabel Balbín, muy preocupada por la falta de pediatras.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

Más hartos si cabe están en San Claudio. Desde la primavera están viendo cómo su ambulatorio funciona a medio gas. De dos médicos y enfermeros fijos han pasado a tener la mitad de profesionales debido a la falta de relevo para el personal jubilado. El agujero en la plantilla es parcheado desde entonces con sustituciones temporales para días puntuales que, en muchos casos, son canceladas. “No pararemos de protestar hasta que tengamos un servicio como el de antes de la pandemia”, anuncia el presidente de la asociación de vecinos de la localidad, Luis Miguel Fernández, envalentonado tras lograr reunir a un centenar de habitantes de San Claudio el pasado lunes frente al centro de salud para exigir soluciones. “No es de recibo que se deje caer la calidad de un servicio público de esta manera”, dice el vecino para justificar las movilizaciones iniciadas hace una semana.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

En la zona del Cristo, Buenavista y Montecerrao el panorama pinta similar. “Hay demoras de dos o tres días para ser visto por un médico que debido a la temporalidad de los contratos ya no conocen ni a sus pacientes, como sí pasaba antes”, advierte el presidente de la asociación de vecinos de la zona, Ramón del Fresno, en relación a un mal que acecha a todo el municipio. “Oviedo es una gran cantera de sanitarios, pero se ven obligados a emigrar ante la falta de oportunidades atractivas en su tierra”, argumenta.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

En Teatinos lamentan la falta de pediatras y la situación límite que viven algunos sanitarios a causa de las plantillas menguantes. “La presión asistencial es en Teatinos y otros muchos sitios muy alta porque no se cubren las bajas y no hay pediatras”, sostiene el presidente de la asociación vecinal “Paulino Vicente” del barrio, Santiago Camporro.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

La mayor queja en Ciudad Naranco es, además del colapso de las líneas telefónicas, el hecho de que se haya aprovechado la pandemia para privar a los vecinos de servicios que siempre habían funcionado muy bien. “Aprovecharon para quitar Urgencias, siguen sin retomarlas y encima la situación es mala porque no se cubren bajas”, explica María Álvarez de la asociación Activa Ciudad Naranco.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

Ser atendido de manera presencial y con diligencia parece misión imposible en el moderno centro de salud de Colloto. “Para tramitar una receta echas una semana y cuesta muchísimo que te cojan el teléfono”, se lamenta Javier Martínez, presidente de la asociación vecinal “Por Colloto”, que ayer mismo anunciaba la disolución del colectivo ante la falta de implicación de los vecinos con la causa del mismo. “Después de cuatro años duros y ante la falta de relevo procederemos a la disolución de la asociación”, explica el dirigente, sin descartar una vuelta atrás si aparece finalmente aparece alguien en tomar las riendas de la asociación. Una decisión dura, más cuando la localidad sigue sufriendo problemas como los del déficit en la atención sanitaria.

Los barrios denuncian el “declive total” de los ambulatorios: “Se están cargando el servicio”

Compartir el artículo

stats