Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo cerró octubre con 3.500 noches de hotel más que antes de la pandemia

La ciudad registró un incremento de 1.448 viajeros respecto a hace dos años, mientras que Gijón sufrió una caída de más del 10% de visitantes

Aspecto que presentaba una terraza hostelera de Porlier el pasado 31 de octubre. | Luisma Murias

La capital de Asturias confirmó el pasado mes de octubre su resurrección turística empujada por el turismo nacional y grandes eventos, como la recuperación de la entrega de los premios “Princesa” en el teatro Campoamor o el éxito de las jornadas gastronómicas del Desarme. Oviedo cerró el pasado mes con 78.068 noches de hotel, casi 3.500 más que las registradas en el mismo mes de 2019, cuando todavía no había llegado la pandemia. “La campaña de promoción está dando resultados”, destaca el concejal de Turismo, Alfredo García Quintana, quien saca pecho por el gran tirón de la ciudad para el turismo nacional frente a otros destinos como la vecina Gijón, donde el número de viajeros cayó en un 10% en relación al último mes de octubre previo al virus.

Casi todos los indicadores abordados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son positivos para la ciudad carbayona. En el último mes visitaron Vetusta 41.867 personas, frente a los 40.409 de 2019, es decir, 1.448 turistas más que los recibidos por aquel entonces. Cifra que contrasta con Gijón, adonde llegaron 33.218 personas respecto a las 36.982 del mes de octubre de hace dos ejercicios.

La única asignatura pendiente es el turismo extranjero, que sigue condicionado por la mala situación sanitaria de muchos de los países emisores. En octubre, la capital del Principado acogió a 5.718 foráneos, lejos todavía de los 7.022 de la era precovid, si bien ese dato se ve más que compensado por un incremento de los viajeros llegados de otros puntos de España: en concreto, 36.139 frente a los 33.387 procedentes de otras comunidades autónomas que hicieron parada en Oviedo en octubre de 2019.

García Quintana subraya que las estadísticas han cumplido con las previsiones del Consistorio. “Hemos acertado con la estrategia de centrarnos en el turismo nacional a pesar de no contar con una gran estructura y medios limitados”, indica el edil, convencido de que los datos de noviembre serán tanto o más positivos. “El impacto del World Cheese y el congreso de hotelería nos hace ser más que optimistas”, declara, dando también por hecha una gran Navidad y advirtiendo de una dura cuesta de enero. “A priori, esa época se presenta peor”, admite.

Por otro lado, el concejal destaca la mejora en factores como la estancia media y la estacionalidad. “Son nuestros dos principales retos y en esta ocasión hemos alcanzado las dos noches por viajero, además de favorecer la actividad durante unos meses de otoño que en otras ocasiones eran flojos para el sector”, explica acerca de las políticas seguidas por el equipo de gobierno de PP y Cs, encabezado por el alcalde, Alfredo Canteli.

Para tratar de prolongar la buena racha, el Consistorio se encomienda al éxito que está teniendo la campaña, “Oviedo, origen del Camino”, así como a la celebración de grandes congresos en equipamientos como el Calatrava. Como adelantó esta misma semana LA NUEVA ESPAÑA, el palacio de exposiciones y congresos de Buenavista tiene amarrados para el inminente 2022 una veintena de congresos. Al mismo tiempo, el propio Quintana trabaja para cerrar otras grandes citas a tres años vista. “Hoy mismo estamos trabajando para tratar de atraer un congreso de 1.000 personas en 2023”, explicó este mismo miércoles el representante municipal.

Rutas jacobeas

En lo que respecta a las rutas jacobeas, la ampliación del año santo hasta 2022 supondrá un nuevo aliciente para la llegada de peregrinos, si bien se espera que la afluencia masiva de los mismos empiece a notarse a partir de la próxima primavera. “Es un atractivo que ha venido para quedarse”, apuntan desde el ejecutivo local.

Paralelamente, Oviedo trabaja también en la presencia en distintas ferias y eventos turísticos. Volver a grandes citas como Fitur es indispensable para una ciudad que da por probada la efectividad de estos eventos para posicionarse como destino de referencia. “El congreso de hotelería lo captamos en Fitur y en otras ferias hemos conseguido atraer también a muchos visitantes”, explican, dando igual importancia a otros actos promocionales organizados en distintas partes de España. “El Desarme se cerró con gran éxito en gran parte por la apuesta de presentarlo en lugares como San Sebastián y Madrid”, puntualiza el concejal.

Entre las principales amenazas para continuar con la buena evolución turística de Oviedo se encuentra la situación sanitaria de los principales emisores. “La situación todavía es de incertidumbre y eso se nota”, explica García Quintana ante el reciente repunte de contagios registrados en determinadas autonomías, que podría afectar a los próximos puentes festivos y periodos vacacionales.

Compartir el artículo

stats