Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El quiosco del Bombé se desmontará en Navidad y se reconstruirá en un taller

La empresa encargada de restaurar el templete ha entregado su proyecto al Ayuntamiento y deberá ser validado por la Consejería de Cultura

El quiosco de la música del Bombé. | Diana Arana

Con el proyecto en manos del Ayuntamiento ya solo queda la última luz verde para ver cómo empiezan a desaparecer los andamios del corazón del Campo San Francisco. La empresa adjudicataria de la restauración del quiosco de la música plantea desmontar el templete y reconstruirlo en uno de sus talleres para volver a colocarlo en el Bombé una vez finalice su restauración. Las previsiones son que los trámites en el área de Patrimonio de la Consejería de Cultura, por donde tendrá que pasar el nuevo proyecto elaborado por la empresa, no se alarguen más “de veinte días”. Las cuentas que echan en la concejalía de Infraestructuras son que el quiosco se desmonte durante la Navidad.

Las obras para restaurar el quiosco de la música tienen un plazo de ejecución de cuatro meses. La restauración lleva parada desde 2015, cuando otra empresa dejó los trabajos a medias por distintos problemas con el proyecto. Tras varios intentos fallidos para adjudicar las obras, finalmente el Ayuntamiento lo consiguió. La solución para lograrlo pasó por rebajar los elevados requisitos técnicos que exigía el Ayuntamiento –que excluían a la práctica totalidad de las empresas del sector– y por encargar un nuevo proyecto a fin de actualizar el anterior. En los últimos dos meses la empresa puso al día el plan de obras inicial, a fin de incorporar los nuevos desperfectos surgidos por el paso de los años.

“Estamos cumpliendo los plazos marcados y en un mes aproximadamente las máquinas entrarán en el Bombé”, sentencia el teniente de alcalde Nacho Cuesta, responsable del área de Infraestructuras. Esta, dice, “es una deuda que tiene el Ayuntamiento con los ciudadanos, y este gobierno la va a saldar después de años de espera”. Tras varios intentos fallidos, en el Ayuntamiento confían en que esta sea la vencida. “Era una obra fundamental para nosotros, un emblema como el Campo Francisco, que es de todos los ovetenses, no podía seguir albergando ese amasijo de andamios por más tiempo”, añade Cuesta, que cree posible cumplir con el calendario y que el templete de De la Guardia esté listo en primavera. Nada se sabe, de momento, del restaurante proyectado por el Alcalde para el Pavo Real, la estructura aneja al quiosco que da al paseo de la Herradura.

Compartir el artículo

stats