Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo prepara su Navidad más luminosa con récord de bombillas y figuras de luz

El Ayuntamiento intensificará la decoración en el Vasco y la plaza de Castilla y promete llenar la ciudad de “elementos espectaculares”

Operarios de la empresa Germán Vizcaíno colocando luces este lunes en la calle San Bernabé. | L. B.

Más bombillas, más figuras luminosas y una fuerte apuesta por los “elementos espectaculares”. Esas son las claves de la iluminación navideña que la empresa Germán Vizcaíno lleva colocando varias semanas por toda la ciudad. La decoración empezará a brillar de cara al puente festivo de diciembre y los planes del Consistorio pasan por reforzar la ambientación festiva especialmente en las dos entradas principales de la ciudad: el Vasco y la plaza de Castilla. “Esta Navidad vamos a potenciar la iluminación navideña como elemento dinamizador de la ciudad de primer orden”, indica el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta.

El edil de Infraestructuras promete “muchas novedades” en una iluminación que en los últimos años ha ido en aumento con la intención de fomentar la actividad y el consumo en la capital asturiana. En esta ocasión habrá una mayor insistencia en la colocación de figuras en 3D de suelo. “Están pensadas para que los más pequeños puedan interactuar con los elementos”, indican desde la concejalía de Infraestructuras y Alumbrado, responsable del contrato.

Los techos de luz se multiplicarán también de manera considerable. Algunos de ellos pueden verse estos días en algunas calles céntricas, si bien su colocación se acelerará en los días previos al encendido, previsto para justo antes del inicio del puente de la Constitución. “Estamos preparando diseños nuevos y singulares, que van a convivir con elementos que queremos que se conviertan en emblemas durante estas fechas”, adelanta Nacho Cuesta, ilusionado con poder contribuir decisivamente en conseguir una gran campaña navideña tanto para familias como para el sector servicios local. “La Navidad es una época ansiada por comerciantes y hosteleros por los beneficios que aporta, y Oviedo va a brillar más que nunca porque eso repercute positivamente en la ciudad”, añade el número dos del gobierno de Alfredo Canteli.

Entre los posibles emblemas festivos para estas fechas se encontrarían la plaza de la Poesía del Vasco y la plaza de Castilla. El ejecutivo municipal aspira a engalanar sobremanera hasta después del Día de Reyes los accesos por los que cada día circulan miles y miles de coches llegados de otros puntos de la región. Los principales puntos comerciales y espacios públicos también dispondrán de una ambientación más ambiciosa con tal de incentivar a la gente a salir a la calle y disfrutar.

La apuesta por reforzar la presencia lumínica en las calles y plazas no es, sin embargo, la única del Ayuntamiento para el próximo periodo festivo. Desde la concejalía de Festejos de la edil popular Covadonga Díaz avanzan estos días en la contratación de varias actividades llamadas a llenar de niños el centro de la ciudad. La recuperación de la cabalgata de Reyes y el retorno de la pista de hielo encabezan el cartel de una programación que también prevé actuaciones y espectáculos infantiles.

Del mismo modo, la concejalía de Economía, dirigida por el popular Javier Cuesta, está también inmersa en la adjudicación de las casetas del mercadillo navideño. En la convocatoria se ofertó el número récord de 106 casetas, de las cuales dos se reservan a la actividad hostelera y los 104 restantes a la oferta de productos artesanos y típicos del periodo navideño. El Consistorio recibió un total de 135 solicitudes para ocupar las casetas, si bien buena parte de las mismas habían quedado excluidas en un primer momento y que quedaron a expensas de un plazo de subsanación de errores de varios días abierto por el Consistorio.

La actividad se desarrollará en la plaza Porlier, la calle Eusebio González Abascal, la plaza Alfonso II “El Casto” y la calle Mendizábal. Las 104 casetas de artesanos tendrán seis metros cuadrados, mientras que las dos destinadas a uso hostelero contará con doce metros cuadrados. El mercadillo crecerá sustancialmente respecto a la última edición, celebrada el pasado año pese al covid, en la que contó con 77 puestos.

La ambientación se reforzará en los barrios de Villafría, Guillén Lafuerza y Ciudad Naranco

Dentro de los cambios propuestos este año por el Ayuntamiento para la iluminación navideña destaca el refuerzo de la ambientación previsto en los barrios de Villafría, Guillén Lafuerza y Ciudad Naranco. La concejalía de Infraestructuras asegura que, además de mantener las luces colocadas en los años anteriores, se potenciará la decoración en algunos puntos como la plaza Juan Pablo II, donde se colocarán más elementos de suelo para deleito de los niños de Ciudad Naranco. Los preparativos avanzan entre las advertencias de algunos vecinos temerosos de quedarse fuera de las prioridades municipales. “Están poniendo luces en muchos barrios y nos da que nosotros volveremos a ser los olvidados”, lamentaba este lunes el vecino de Villafría, Pablo Álvarez Buylla, antes de conocer los planes municipales en los que su barrio figura como uno de los prioritarios a la hora de estrenar luces y figuras luminosas. Entre los rincones carbayones que ya cuentan con decoración destaca el entorno de Uría. En la calle Doctor Casal pueden verse arcos de luz con elementos decorativos, al igual que en González del Valle o, algo más arriba, en Calvo Sotelo. En otros viales como la calle San Bernabé, el personal de la adjudicataria del servicio, la empresa Germán Vizcaíno, se afanaba en la tarde del lunes en colocar ambientación luminosa en las farolas isabelinas de uno de los márgenes. “A ver qué tal queda este año, porque el pasado estuvo genial”, indicó Dolores Ruiz, una vecina del centro que se paró al ver a los operarios en plena faena.

Compartir el artículo

stats