Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La “patrulla” del colegio Veneranda Manzano de Oviedo derrota al fuego y los malos humos

“Es divertido y además aprendemos”, dicen los alumnos del centro de San Lázaro, durante un taller junto a los bomberos de Oviedo

12

La "Patrulla Canina" del Veneranda Manzano se impone al fuego y los malos humos Lucas Blanco

“De mayor quiero ser policía, pero hoy me siento como Marshall el de la Patrulla Canina”. El pequeño Antonio Gabriel se lo pasó en grande este jueves entre cascos, petos, máscaras antihumo y mangueras. Lo hizo junto a otros cerca de 120 alumnos del colegio Veneranda Manzano de San Lázaro que este año tuvieron la suerte de poder disfrutar en el polideportivo de su centro de las actividades organizadas por los Bomberos de Oviedo con motivo de la celebración de la Semana de Prevención de Incendios.

Arriba, el efectivo Marcos Fernández enseñando sus equipos a los alumnos; a la derecha, los pequeños saliendo de la casa de humo; a la izquierda, dos asistentes a los talleres y, abajo, los niños viendo un camión. | C. Velasco

Los escolares fueron pasando por el cuartel de campaña montado por los efectivos del Rubín desde pasadas las nueve de la mañana hasta la una de la tarde. El excelente comportamiento de los pequeños sorprendió a los miembros del cuerpo municipal. “Prestan mucha atención y preguntan muchísimo”, indicó Marcos Fernández, bombero encargado de enseñarles a los pequeños el funcionamiento de materiales como los extintores o las máscaras antihumo.

La “patrulla” del Veneranda Manzano derrota al fuego y los malos humos

El principal reclamo fue, sin embargo, la “casa de fuego”, una especie de castillo hinchable con pasadizos llenos de humo por el que los pequeños tenían que circular atendiendo las recomendaciones de los expertos en caso de incendio. “Tenemos que ir tocando la pared de la derecha para no perdernos, pero con la mano vuelta para no meter los dedos en los enchufes”, explicó el pequeño Niko Mörcke, mientras su compañero Leonardo Díaz relataba unos metros más allá su experiencia. “Es divertido y encima aprendemos muchas cosas”, explicó el escolar a la salida de la atracción.

La “patrulla” del Veneranda Manzano derrota al fuego y los malos humos

Otro de los platos fuertes de la mañana para los alumnos de 4º a 6º curso de Primaria fue el momento de utilizar la manguera. El bombero Evaristo Rodríguez tuvo el cometido de darles las nociones y acompañarlos en la lucha contra un fuego ficticio representado por una papelera blanca. “¡Mola mucho!”, exclamaba la pequeña Noa Fanjul después de probar su puntería con el cañón de agua.

La “patrulla” del Veneranda Manzano derrota al fuego y los malos humos

No menos entusiasmada se mostró la directora del centro. “Es un éxito, siempre que hacemos algo con los bomberos les encanta, es la profesión favorita de muchos de los alumnos”, declaró Noelia Granda, encantada por poder contar por primera vez en el centro con unas actividades que ya habían visitado en años anteriores cuando tienen lugar las jornadas de puertas abiertas de las instalaciones del Rubín.

La actividad se trasladará precisamente mañana a las dependencias municipales, donde los bomberos volverán a impartir talleres entre las 11.00 y 14.00 horas. Niños y mayores podrán aprovechar para visitar una exposición de vehículos y equipos de emergencia, además de usar las mangueras y visitar la “casa de fuego”.

Compartir el artículo

stats