Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Manuel Alonso | Nuevo | cofrade mayor de la Archicofradía del Santo Entierro

“Es fundamental que la pasión por la Semana Santa de Oviedo pase de padres a hijos”

“Si nos fijamos en nuestros vecinos de Castilla y León, veremos que para la ciudad pueden ser un aliciente turístico las procesiones con arraigo”

Luis Manuel Alonso, junto a un maniquí de la Archicofradía. | M. L.

Aunque nació en Argame (Morcín), Luis Manuel Alonso es ovetense de adopción desde bien joven. Incondicional de la parroquia de San Isidoro, a finales de los años noventa se enroló en la recuperada Real y Trinitaria Archicofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores en su Inmaculada Concepción de Oviedo. Desde hace tres años ocupaba de manera interina el cargo de cofrade mayor tras la renuncia por motivos de salud de Joaquín Iglesias, y este jueves ha sido ratificado para el cargo por cuatro años más por el cabildo general del colectivo religioso.

–¿Cómo acoge esta elección?

–Tenía que haber sido hace un año, pero con los cierres perimetrales y las restricciones pedimos una dispensa al Arzobispo para retrasarlo un año. Yo ya era vicehermano mayor con Joaquín y por circunstancias me tocó tomar un relevo que ahora se ha formalizado.

–¿Se fija objetivos para este mandato?

–Ante todo recuperar la normalidad. El covid trastocó la cofradía. Poder volver a salir a la calle con las procesiones del Santo Entierro en Viernes Santo y La Soledad, el Sábado Santo, es primordial. Aparte queremos aumentar la cifra actual de 300 socios, pues las entradas se vieron frenadas y fomentar otro tipo de actividades.

–¿Puede dar algún ejemplo?

–Hay que recuperar los habituales ensayos de los pasos, y las dos reuniones mensuales que tenemos abiertas a todos los cofrades: la escuela cofrade, que este año la dedicaremos al sínodo que convoco el Papa Francisco y el café cofrade en el que abordamos debates sobre la realidad de la Iglesia. Antes de la pandemia ya habíamos tenido algunas ediciones con la Policía Nacional, la Guardia Civil o los bomberos como invitados. Además, organizaremos peregrinaciones y alguna iniciativa solidaria.

–¿Gozaba de salud la Semana Santa carbayona antes del virus?

–Estábamos en el camino de ir consolidando lo que otros iniciaron. Pocos de los buenos hombres que empezaron con esto en 1995 con la procesión del Nazareno se imaginaban que en Oviedo íbamos a tener una Semana Santa tan viva y coordinada por la Junta de Hermandades.

–¿Hay potencial para seguir creciendo?

–Sobre todo hay que crecer incorporando gente joven. Que se vaya renovando los que salen por arriba. Conociendo la Semana Santa de otros sitios, es fundamental que los padres involucren a los hijos transmitiéndoles su pasión. Ojalá logremos algo así en Oviedo.

–¿Se sienten respaldados por el Ayuntamiento?

–Hay una relación fluida, incluso el último año nos ayudaron a organizar algo de programación a pesar de las dificultades sanitarias. Es importante, además de las subvenciones, el respaldo que nos dan prestando la plaza de Tascorrales para organizar actos.

–¿Ayudará el Xacobeo a la Semana Santa de 2022?

–Está muy enfocado al Camino de Santiago, pero todo está vinculado, pues Santiago es quien es por el que está en la cruz. La Semana Santa también puede contribuir a esta programación. De hecho, estamos haciendo una peregrinación a Santiago por etapas de la ruta primitiva con la Junta de Hermandades.

–¿Tiene tirón turístico la Cuaresma en Oviedo?

–Es un acontecimiento religioso, pero es innegable que donde hay arraigo atrae a mucha gente de diferentes mentalidades y perspectivas. No digo compararnos con Sevilla, pero si nos fijamos en lo que ocurre en nuestros vecinos de Castilla y León queda demostrado que la Semana Santa puede ser un aliciente más en Oviedo para aumentar las pernoctaciones, la compra de souvenirs y las venta en restaurantes.

–¿Cuál es la fórmula para enganchar a los jóvenes?

–Ya quisiera yo tenerla. Creo que pasa lo mismo que con otras instituciones. Lo fundamental es que nos conozcan y tenerles las puertas abiertas. Si nos conocen, seguramente se animen a convertirse en costaleros.

Compartir el artículo

stats