Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía pasará una inspección especial a los locales que tienen fiestas de Navidad

El área de Seguridad Ciudadana explicará mañana al sector hostelero el operativo preventivo que busca dar “más garantías a los usuarios”

Operativo policial en las calles del Oviedo Antiguo, en el San Mateo de 2019. | Miki López

Una especie de gran inspección preventiva a los grandes locales del ocio nocturno de la ciudad. Eso es lo que se trae entre manos la Policía Local de Oviedo, con la vista puesta en las fiestas de Navidad y en el progresivo incremento de los casos de covid en las últimas semanas. El área de Seguridad del Ayuntamiento quiere garantizar a los vecinos que tengan las “máximas garantías” en su tiempo de diversión y se ha dispuesto a vigilar con celo el cumplimiento de todas las normas necesarias para que los locales puedan acoger fiestas privadas, en especial las que tienen previsto grandes aforos.

La Policía Local anunció que iniciará esta campaña especial de control administrativo de las condiciones de establecimientos dedicados a espectáculos públicos y actividades recreativas de la ciudad en el marco de un plan de “prevención” que la concejalía de Seguridad Ciudadana ha establecido de cara a las próximas fiestas navideñas.

El despliegue que prepara el área coordinada por el edil José Ramón Prado llega justo después de un fin de semana en el que el comienzo de la programación navideña, el viernes con el acto público de encendido, más la celebración de fiestas universitarias en la ciudad dejó escenas chocantes para algunos vecinos en la estación de autobuses de la capital. A las 6.30 de la madrugada del sábado (últimas horas del viernes por la noche para los que volvían de fiesta a sus casas) hubo una concentración muy alta de jóvenes en los andenes de la estación. Muchos de ellos volvían a Gijón o Avilés después de una noche de fiesta multitudinaria en un local de la ciudad.

No es un territorio exclusivo de los jóvenes las fiestas de Navidad, pero precisamente lo proclive de estas fechas a este tipo de celebraciones y las facilidades que la normativa sanitaria, todavía sin restricciones fuertes en el caso del Principado de Asturias, han llevado a los agentes a extremar las medidas de precaución ante reuniones multitudinarias.

Para desplegar este operativo de inspección a locales de ocio se realizará una revisión de la documentación y del resto de condiciones que en general determina la vigente Ley de Espectáculos Públicos de 2002. Se trata, explican desde fuentes del área de Seguridad de “garantizar que las actividades llevadas a cabo en locales sujetos a esta norma se realicen con las mayores garantías para los usuarios, habida cuenta además de la especial situación de riesgo provocada por la expansión de los contagios del covid”.

En especial, con la inspección que llevarán a cabo los agentes de la Policía Local de Oviedo se procederá a hacer un seguimiento de los locales que pretenden albergar fiestas privadas. Es en este tipo de establecimientos, indican las mismas fuentes, donde se hará especial incidencia en la comprobación del cumplimiento de los requisitos de la normativa, dado que en ocasiones se trata de espacios no acondicionados para tales fines.

La inspección especial de los locales para fiestas de Navidad está previsto que empiece esta misma semana, a partir del próximo viernes, día 10 de diciembre. La ronda de vigilancia y supervisión por parte de la Policía Local continuará en vigor hasta que terminen las fiestas de Navidad. Así lo recogen las instrucciones que a estos efectos ha dispuesto la concejalía de José Ramón Prado.

El edil insistió, no obstante, en que estas medidas se llevan a cabo con el ánimo de colaborar estrechamente con el sector hostelero, sin ánimo de introducir presión o más problemas a la situación de estos profesionales. De hecho, explicaron fuentes municipales, el concejal y los responsables del servicio mantendrán mañana mismo una reunión con representantes del sector hostelero para informarles de este nuevo operativo y dar respuesta a todas las inquietudes que por parte de los hosteleros pueda generar este despliegue especial.

La inspección de locales de Navidad como medida preventiva para contener el aumento del número de contagios y garantizar la seguridad de los vecinos llega después de meses complicados para el área de Seguridad, en especial en el casco viejo. El comienzo del curso y el regreso a la actividad normal después del verano dejó, en el corazón del Oviedo histórico, un repunte de la conflictividad en forma de botellones, peleas y actos vandálicos. Estos hechos se concentraron durante las semanas de San Mateo y prosiguieron los siguientes fines de semana de noviembre. El malestar vecinal llegó al punto de la puesta en marcha de una nueva plataforma vecinal y el anuncio de movilizaciones para pedir soluciones al Alcalde. Los más afectados eran los vecinos de algunas plazas del Antiguo, como la del Sol o la del Paraguas. Seguridad Ciudadana incrementó el número de efectivos destinado a estas zonas y concentró en el Antiguo sus nuevos vehículos de intervención rápida. La medida parece que está surtiendo efecto. Al menos, en los últimos fines de semana los vecinos no han denunciado conflictos de la magnitud de los sufridos en meses anteriores.

Compartir el artículo

stats