Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento cumple con la Ópera y le concederá hasta 300.000 euros de ayuda extraordinaria

La subvención, un compromiso personal del Alcalde, se sumará a la cantidad nominativa que la entidad recibe cada año: 475.000 euros

Público en el Campoamor para una función de “La Bohème”, el pasado noviembre. | Irma Collín

El Ayuntamiento de Oviedo incrementará su subvención anual a la Ópera, cifrada en 475.000 euros, con una ayuda extraordinaria para el desarrollo de la 75.ª temporada, que se iniciará el próximo mes de septiembre con el estreno de “La dama del alba”, de Luis Vázquez del Fresno, y que contará con la presidencia de honor de Felipe VI. Aunque la partida no está aún tramitada, fuentes próximas al Gobierno local avanzan que esa ayuda extraordinaria se cerrará en una cantidad “entre los 200.000 y los 300.000 euros”, lo que elevará la aportación total del consistorio a la temporada operística hasta una cantidad situada entre los 675.000 y los 775.000 euros.

Esta ayuda extraordinaria parte de un compromiso personal del alcalde, Alfredo Canteli, que el pasado mes de mayo reivindicó el esfuerzo de la temporada ovetense para completar la temporada 2020-2021 en plena pandemia, algo que no logró hacer ningún otro ciclo operístico del país. “Valoro enormemente el esfuerzo de la Ópera de Oviedo. Y el Ayuntamiento siempre estará con ella”, aseguró entonces Canteli, en plena controversia por el rechazo de la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, a revisar al alza la ayuda del Gobierno autonómico a la Ópera (cifrada ese año en 125.000 euros), pese al impacto que las restricciones sanitarias habían tenido sobre la cuenta de resultados de la Fundación Ópera de Oviedo, que cerró la temporada con unas pérdidas de 374.000 euros.

“Hacer la temporada de Ópera tenía un coste, nadie se puede llamar a engaño”, afirmó entonces Piñán. Una opinión que enfureció al sector, que reivindicó el esfuerzo extraordinario de la temporada ovetense, que logró completar todas las funciones del curso tras completar con éxito una revisión del programa que despertó admiración en todo el país. La operación consistió en concentrar, en doce días y con funciones alternas, las representaciones de “Fidelio” y “Madama Butterfly”. Fueron en total once funciones en esos doce días, algo que la Fundación Ópera de Oviedo logró gracias a la implicación de técnicos e intérpretes de ambas óperas, y de la orquesta Oviedo Filarmonía, que se encargó de la música de las dos. Un hito que se conoce como “el ‘tour de force’ de la Ópera de Oviedo”.

El esfuerzo no cayó en saco roto para el alcalde de Oviedo, que ya en ese mes de mayo avanzó que encontraría la forma de ayudar económicamente a la Fundación Ópera de Oviedo. “Hay que ayudarlos para que sigan subsistiendo. ¿Quién nos dice que la siguiente temporada no será también con restricciones?”, reflexionaba entonces Canteli.

Este hito y la próxima celebración de los 75 años de temporadas ininterrumpidas de la ópera ovetense fueron también reconocidos por Ópera XXI, la Asociación de Teatros, Festivales y Temporadas estables de Ópera de España, que en noviembre acordó distinguir a la temporada ovetense, a la que otorgó el Premio Honorífico a la Institución en la cuarta edición de sus galardones.

Parecía un escenario perfecto para que la Ópera de Oviedo recibiese desde las instituciones una ayuda extraordinaria para paliar los efectos de la pandemia. Pero la respuesta tanto del Gobierno central como del autonómico fueron decepcionantes. Primero, en los Presupuestos Generales del Estado, la partida asignada a la Ópera de Oviedo en las cuentas del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) quedaba congelada en los mismos 408.750 euros que mantiene desde hace años, mientras la entidad incrementaba su ayuda a otras temporadas en cuyo patronato figura (como la de La Maestranza de Sevilla o el Palau de les Arts de Valencia) y consolidaba el incremento de raíz política (acordado por PSOE y PNV en la negociación de los presupuestos de 2021) para la Ópera de Bilbao, que recibe del Estado 817.500 euros, exactamente el doble que la ovetense, pese a que ambas ofrecen un número similar de títulos y funciones.

Acto seguido, el Gobierno autonómico que preside Adrián Barbón presentó sus propios presupuestos, en los que de nuevo se congelaba la ayuda a la temporada ovetense, 125.000 euros, dando únicamente una subvención extraordinaria de 75.000 euros por el 75 aniversario. A mil euros por año de Ópera en Oviedo. Un incremento pírrico que no solventa los problemas económicos derivados de la pandemia y que mantiene a la ovetense como la temporada de ópera de toda España que menos dinero recibe de sus instituciones regionales y autonómicas.

En cambio, la ayuda extraordinaria que prepara el Ayuntamiento de la capital, de una cuantía más importante, permitirá a la Ópera de Oviedo restañar las heridas de la pandemia sin tener que reducir la calidad de la programación.

Compartir el artículo

stats