Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carta de los Reyes Magos a un niño de Oviedo: “Querido Fernando, que este año te portes mejor”

“Me ilusionó”, dice el niño de Montecerrao que recibió respuesta de los Reyes a la carta que entregó a una paje en la cabalgata

Fernando Fernández-Tresguerres con la carta y el videojuego que le trajeron los Reyes Magos en un banco de Montecerrao. En el detalle, la carta de sus majestades. | L. B.

“Querido Fernando: esperamos que te hayan gustado todos los regalos que hemos dejado para ti; nos gustaría que cumplieras tu palabra y este año te portes mucho mejor”. Fernando Fernández-Tresguerres no daba crédito cuando el lunes leyó este texto. Este pequeño de nueve años, vecino de Montecerrao, pensaba que se habían colmado todas sus aspiraciones cuando abrió sus numerosos regalos el pasado día 6. Sin embargo, la mayor sorpresa estaba por llegar. Este lunes recibió una misteriosa carta emitida desde Pola de Siero y firmada nada más y nada menos que por Melchor, Gaspar y Baltasar. “Me hizo mucha ilusión”, indicó sobre la misiva redactada como respuesta a la que les hizo llegar en la misma cabalgata ovetense a través de una paje.

“Querido Fernando, que este año te portes mejor” Lucas Blanco

La correspondencia sorprendió también gratamente al resto de la familia. “Nunca nos había pasado nada igual y nos hizo a todos recuperar la magia de los Reyes”, explica la madre de Fernando, Isabel Muñoz, quien dice mostrarse “enormemente agradecida” a la paje que ejerció como intermediaria para que los Reyes tuvieran a bien responder al pequeño con una carta firmada de puño y letra por Sus Majestades.

Toda la familia sigue todavía dando vueltas al hecho de que la correspondencia tuviera un matasellos de la capital sierense. “Suponemos que de camino de vuelta a Oriente hicieron una parada y echaron la carta en el buzón”, indica la progenitora, ante la atenta mirada de un Fernando que no para de recibir muestras de cariño de sus hermanos, Alberto, Elisa y Carolina.

La carta es la guinda para unas navidades espectaculares. Portero del equipo de fútbol de su colegio, Las Teresianas, Fernando había cargado su carta a los Reyes Magos de peticiones relacionadas con el fútbol. Admite que no se portó del todo bien, pero a pesar de ello Sus Majestades levantaron la mano. “Me trajeron el Fifa22, unas botas, un par de medias, camisetas del Real Madrid y algún que otro juego”, enumera sobre el contenido de los muchos paquetes que los tres Magos de Oriente se dejaron en el domicilio familiar de la calle Celestino Álvarez.

Seguidor madridista, pero sobre todo forofo del Real Oviedo, Fernando ve suficientes motivos para “portarse mejor” este año y satisfacer así la petición de Melchor, Gaspar y Baltasar. El reto es de obligado cumplimiento, también para corresponder como se debe a una paje a la que Isabel Muñoz confía en tener la oportunidad de poder agradecer el gesto.

Encuentro en Uría

Fernando estaba junto a los suyos en las proximidades del punto en el que se unen las calles Uría e Independencia siguiendo la cabalgata cuando, carta en mano, trató por todos los medios de acercarse a los pajes. Su carácter tímido llevó a su madre a echarle una mano. El buzón real ya estaba cerrado, pero unas chicas “muy amables” le abrieron paso hasta los pajes reales que abrían el tradicional desfile del 5 de enero en el corazón de Oviedo. Tras un primer intento fallido, los Fernández-Tresguerres Muñoz alcanzaron a una ayudante real que cogió la misiva y siguió desfilando para no entorpecer el evento.

Pasado un fin de semana cargado de horas de videoconsola y disfrute de los nuevos regalos, el cartero dejaba en el buzón familiar la última sorpresa de la Navidad. La carta de los tres Reyes Magos para Fernando supuso una prórroga de las celebraciones cuando ya todos daban por hecho que Sus Majestades se encontraban de vuelta en oriente disfrutando de unas merecidas vacaciones tras el tute de la noche del día 5.

“No me lo esperaba”, reconoce Fernando desde el parque de su comunidad de vecinos con una sonrisa oculta tras la mascarilla y especialmente satisfecho tras comprobar que los Reyes están pendientes de que cumpla con sus promesas. “No sé nosotros cómo lo haremos, pero está claro que ellos sí se han portado mejor que nunca”, indica una Isabel Muñoz, entusiasmada con “el regalo más mágico” que recuerdan los miembros de esta familia carbayona.

Compartir el artículo

stats