Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Declara ante el juez una de las menores tuteladas víctima de la “manada” de Oviedo

El testimonio de la joven, que escapó del centro donde estaba para esconderse con su madre, será prueba preconstituida

La calle Jesús de Oviedo La fachada lateral de San Isidoro, en la calle Jesús, ayer por la tarde.

La investigación del caso de la “manada” de Oviedo sigue adelante. Este lunes declara, a las once de la mañana, una de las menores presuntamente forzadas por cuatro jóvenes de origen extranjero en un piso de la calle Jesús en la noche del 7 de agosto de 2020. Se trata de una de las dos jóvenes tuteladas de 16 y 17 años que, tras contactar con un joven colombiano, de 21 años, con el que una de ellas inició una relación, se citaron con él, y éste les presentó a sus tres amigos con los que se trasladaron al domicilio de uno de ellos, de origen dominicano. Allí, tras consumir alcohol y drogas blandas, se produjeron las agresiones sexuales denunciadas.

Las menores terminaron huyendo del piso, aunque también es verdad que se pusieron en contacto con los supuestos agresores posteriormente a los hechos. Se trata de uno de los episodios de abusos a menores tuteladas que se han registrado en diferentes regiones españolas, alguno de ellos con la complicidad del personal de los centros de tutela. En algunas regiones se está investigando una posible red de abusos a las menores.

El Juzgado número 4 de Oviedo, que instruye las diligencias, ya dictó auto de transformación de sumario respecto a una de las víctimas, que ya declaró hace meses, ratificando ante la magistrada la declaración sobre la agresión sexual que ya hizo ante la Policía Nacional.

La declaración de la joven convocada para este lunes será una prueba preconstituida para el juicio, para el caso de que no se presente en el juicio. Por ese motivo han sido llamados a esta declaración todos los letrados de los acusados, entre ellos Fernando Barutell, que defiende a un joven de origen rumano que solo se habría limitado a observar lo que estaba ocurriendo durante la agresión sexual a las menores.

La menor que ha sido convocada para este lunes se escapó del centro en el que estaba ingresada y que no evitó que la chica saliese de noche, consumiese bebidas alcohólicas y drogas blandas, y fuese agredida sexualmente en grupo. Al parecer estuvo escondida con su madre, hasta que fue localizada por la Policía Nacional, y convocada a la vista que tendrá lugar este lunes.

Se trata de uno de los casos más terribles de los últimos años en Asturias, con la agravante de que las víctimas son dos jóvenes tuteladas por los servicios del Principado y por la Fiscalía, que no habrían ejercido el control debido sobre las dos víctimas. Y es que las menores, que vivían en un centro privado, salían hasta altas horas de la noche sin que se les impusiera cortapisa alguna.

La declaración de este lunes de la menor denunciante de los hechos aclarará las sevicias a las que fue sometida en el piso de la calle Jesús, después de estar tomando bebidas alcohólicas en la calle Mon.

Compartir el artículo

stats