Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza el cambio de cara de Ventanielles: luces, árboles y juegos infantiles

El Ayuntamiento inicia la reurbanización de la calle Río Orlé a la que seguirá la de Río Sella

Alfredo Canteli (segundo por la izquierda), junto a Nacho Cuesta y Gerardo Antuña visitando el inicio de las obras en Ventanielles | LNE

La calle Río Orlé protagonizó ayer el inicio de los trabajos de reurbanización de Ventanielles. El Alcalde, Alfredo Canteli, su segundo, Nacho Cuesta y el concejal responsable de Servicios Básicos, Gerardo Antuña, visitaron el comienzo de unas obras que, posteriormente, llegarán a la calle Río Sella para acometer mejoras similares.

Los trabajos contemplan la renovación del pavimento, muy deteriorado, así como mejoras en algunos equipamientos municipales y una redistribución de las plazas de aparcamiento. Además, las obras prevén la mejora del entorno urbano, con actuaciones como la renovación del pavimento, la modificación de rasantes, la actualización de la red de drenaje y la introducción de aceras en todos los accesos a portales y zonas de aparcamiento, así como la renovación de los puntos de luz existentes.

Se ha proyectado una nueva canalización y cableado para la iluminación pública, dado que los servicios actuales se verán afectados por las obras y deberán ser repuestos. La idea es reutilizar las luminarias existentes y añadir nuevas farolas que mejoren la iluminación en el barrio.

En las obras también está contemplada la renovación de la zona de juegos infantiles ubicada en la misma calle. El proyecto municipal pasa por renovar las instalaciones actuales y ampliar la zona de juego.

Respecto al arbolado, el proyecto contempla mantener el número de árboles previo, aunque dispuestos de otra forma junto a la renovada línea de farolas. A estos se les colocarán nuevos alcorques que eviten la rotura por el crecimiento de las raíces.

La actuación principal de las obras es la renovación del pavimento de las dos calles de Ventanielles. El firme, muy deteriorado, presentaba desde hace años grietas y hundimientos en numerosos puntos. La intervención, que está realizando la empresa Arposa 60 S.L. tiene un coste de unos 300.000 euros y un plazo de ejecución de unos tres meses.

Compartir el artículo

stats