Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Localizan al dueño del coche que se estrelló contra la valla del puente de Villapérez

La Policía Local da el caso por cerrado al no haber heridos ni pruebas de conducción irregular

Las cuatro personas que supuestamente se dieron a la fuga tras estamparse el coche en el que viajaban contra la valla del puente de Villapérez el pasado día 12 de este mes no deberán responder ante la Justicia. Fuentes de la concejalía de Seguridad Ciudadana apuntan a que se ha localizado al propietario del vehículo y, tras declarar este que había prestado el turismo a un amigo, el caso se ha dado por cerrado al no haber ningún herido ni pruebas de haber incurrido en una infracción.

Estas mismas fuentes apuntan a que el seguro del vehículo siniestrado, un Citroën Xsara, asumirá los daños materiales ocasionados en la valla del puente, y que obligaron a cortar el tráfico ferroviario entre Lugones y Oviedo entre poco después de las diez de la noche y las cinco de la madrugada del día 13.

Efectivos de la Policía Local habían activado una búsqueda para dar con los propietarios del vehículo. Aunque el hecho de conocer la matrícula facilitó su localización, los trámites se alargaron ante la necesidad de investigar las posibles causas y consecuencias del siniestro.

Dos factores resultaron claves para dar carpetazo al asunto. Por una parte, al no resultar herido ninguno de los ocupantes del turismo no es preciso esclarecer la responsabilidad del conductor al respecto. Por otro lado, como no se pudo localizar al conductor a tiempo de someterlo a un control de alcoholemia se cierra la posibilidad de abrir un proceso penal o administrativo en caso de conducción bajo los efectos del alcohol u otras drogas. Igualmente, la fuga no se entiende como tal ni se traduce en una omisión de socorro o abandono del lugar del accidente al tratarse de un incidente en el que únicamente se produjeron daños materiales.

Fuentes municipales dan por descartado igualmente cualquier tipo de procedimiento para reclamar los gastos derivados de las cancelaciones del servicio ferroviario, hecho que obligó temporalmente a hacer transbordos por carretera de los viajeros entre Lugones y Oviedo.

Compartir el artículo

stats