Por segunda vez en dos días, un coche arde en marcha en la carretera nacional 634 a su paso por Oviedo. Si el domingo fue un Ford Focus el que ardía en las inmediaciones de los campos deportivos de La Pixarra, este lunes ha sido justo al lado de la gasolinera de Repsol en Cerdeño, donde un todoterreno blanco se ha convertido en cuestión de segundos en una bola de fuego.

Los hechos tuvieron lugar pasadas las seis de la tarde. El turismo circulaba en sentido a Oviedo cuando, de repente, por causas que se desconocen, empezó a salir humo y fuego del motor. Aunque no hubo que lamentar daños personales, las labores de extinción obligaron a cortar el tráfico en uno de los accesos con mayor afluencia de coches de la capital asturiana.

Los bomberos se encontraban a eso de las seis y media de la tarde culminando las labores previas a la retirada del coche de la calzada para restablecer la normalidad en la zona.