Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un retrato de Farinelli pintado por un maestro del rococó, nueva obra invitada del Bellas Artes

El cuadro de Amigoni protagoniza la programación del primer cuatrimestre, con exposiciones de María Jesús Rodríguez y Pablo Armesto

Desde la izquierda, Alfonso Palacio, Pablo León y José Luis Costillas, ayer, en el Museo de Bellas Artes.

Farinelli, sobrenombre por el que se conocía a Carlo Maria Broschi, era uno de los cantantes italianos más célebres del siglo XVIII. Fue castrado, como otros niños dotados para el canto, para que conservaran una voz dulce. El Museo de Bellas Artes de Asturias expondrá en la sala 4 del Palacio de Velarde como obra invitada –11 de febrero al 8 de mayo– un retrato del famoso castrato, obra del veneciano Jacopo Amigoni, que data de 1750 y procede del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

La pinacoteca asturiana presentó ayer su programación para el primer cuatrimestre. El director, Alfonso Palacio, acompañado del director general de Patrimonio, Pablo León y del concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, José Luis Costillas, anunció la llegada de dos exposiciones temporales de claro trazo asturiano: “En un abrir y cerrar de ojos”, de María Jesús Rodríguez, y “El color del tiempo”, de Pablo Armesto. La primera, comisariada por el crítico Óscar Alonso Molina, está prevista del 24 de marzo al 12 de junio en la planta -1. La segunda podrá visitarse entre el 8 de abril y el 26 de junio en el Palacio de Velarde.

Una obra de Pablo Armesto

Además de estas citas, el museo desarrollará un programa de conferencias que iniciará el 24 de febrero Gabino Busto Hevia, conservador de Arte Antiguo del museo, con una disertación sobre el cuadro de Amigoni (“La imagen de un divo”), uno de los grandes creadores del rococó veneciano, que trabajó en Alemania, Inglaterra y España, donde estuvo al servicio hasta su muerte de Felipe V y Fernando VI.

Creación de María Jesús Rodríguez

Creación de María Jesús Rodríguez

El comisario de la muestra dedicada a María Jesús Rodríguez, Óscar Alonso Molina, profundizará en la trayectoria de la artista asturiana en una segunda conferencia el 31 de marzo.

Y como colofón vinculado a los nueve nuevos depósitos que llegarán a la pinacoteca procedentes del Museo Nacional del Prado la próxima semana, el jefe del Área de Pintura del siglo XIX en el museo nacional, el asturiano Javier Barón, se encargará de explicar y presentar el 28 de abril las nuevas aportaciones.

El retrato de Farinelli

La habitual conexión del Museo con el cine tendrá como punto de partida el retrato de Farinelli. Los días 16 y 23 de febrero y el 2 y 9 de marzo, en el salón de actos del Museo Arqueológico de Asturias, se proyectarán “Farinelli, il Castrato”, de Gérard Corbiau; “La gran pasión”, de Frank Borzage; “El silencio antes de Bach”, de Pere Portabella; y “Oleg y las raras artes”, de Andrés Duque. Un broche de oro musical: el concierto “El lazo mágico de Farinelli”, por el Artica Trío, en el Museo a las 19.00 horas del 17 de febrero, que acercará la música de la corte de Felipe V a nuestros días.

Acción lumínica de Javier Riera.

La apuesta por la educación cristalizará en experiencias didácticas dirigidas a grupos infantiles desde infantil hasta bachillerato. El 8 de marzo, Día de la Mujer, se ofrecerá a los jóvenes de entre 13 y 16 años con propuestas como el taller “Ellas también pintan” y una performance de arte contemporáneo. Además, una iniciativa con la que Alfonso Palacio se mostró muy ilusionado: acercar el Museo a los presos de la cárcel de Asturias, primero en el mismo centro penitenciario y luego con su presencia en la pinacoteca.

Compartir el artículo

stats