Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cuidadores de barrio ya patrullan Oviedo ofreciendo ayuda a los ciudadanos

El nuevo servicio municipal se estrenó ayer con una acción de calle con motivo del 8M en la plaza del Fresno | Hoy estarán en Otero y mañana en Vetusta

Los cuidadores de barrio municipales, ayer, en la plaza del Fresno, durante una acción de calle por el Día de la Mujer. | LNE

Con sus chalecos verdes, su identificación en el pecho y la frase “Oviedo te cuida” a la espalda, los cuidadores de barrio municipales hicieron su primera salida a la calle ayer, en la plaza del Fresno y con una acción inscrita en las celebraciones del Día de la Mujer. Instalaron un par de mesas, unas lonas decoradas como “photocall”, un espejo rodeado de imágenes de asturianas ilustres en las que mirarse y repartieron flores y poemas con semillas entre los viandantes, aprovechando para presentarse y ofrecerles su ayuda. Hoy visitarán Otero, mañana se acercarán a Vetusta y la semana que viene seguirán por nuevos emplazamientos.

Carolina Sanz, al frente del grupo que se estrenó ayer en la plaza del Fresno, explicaba a los paseantes interesados los servicios que podían ofrecerles. “El nuestro es trabajo de calle, nunca en las casas. Nos podemos ocupar de hacer gestiones, compras, hacer de acompañantes dando un paseo, sacar a los perros, y organizaremos actividades y talleres intergeneracionales y de ocio saludable”, enumeró.

El nuevo servicio municipal, pionero en España, arranca con 53 trabajadores, contratados a través del plan de empleo del Ayuntamiento de Oviedo. Comenzó el 1 de febrero y, para empezar, tiene una duración de un año. El servicio estará ubicado en cinco centros sociales: Ciudad Naranco, Ventanielles, Vetusta, Otero y Guillén Lafuerza, además de en el Palacio de los Niños.

Los mayores que viven solos y aquellos que tienen movilidad reducida serán el objetivo prioritario de los nuevos cuidadores de barrio, servicio que, creado por la concejalía de Economía y Empleo y trabajando en coordinación con los servicios sociales municipales, patrullará la ciudad para ayudar a las personas que los requieran y los necesiten.

Los cuidadores de barrio son residentes en Oviedo que estaban en paro y que ahora se benefician del plan de empleo local. El Ayuntamiento confiaba en alcanzar las cien contrataciones, pero las estrictas limitaciones legales establecidas por el Gobierno del Principado obligaron a dejar plazas sin cubrir, de modo que cientos de solicitantes quedaron fuera.

El proceso de contratación de los cuidadores de barrio requirió de un permiso especial del Gobierno regional. El Principado accedió a delegar puntualmente la competencia en materia de empleo al Consistorio, exigiendo para hacerlo ciertas condiciones, como que todos los contratados por el plan municipal fuesen parados que perdieron su empleo después del 14 de marzo de 2020, cuando se inició la crisis sanitaria.

Entre toda la plantilla de cuidadores, unos 35, se encargarán de trabajar a pie de calle. Los contratados para dirigir y coordinar el servicio se encargarán de establecer los canales de comunicación con los demandantes de tareas tan cotidianas como ir a recoger los medicamentos a la farmacia, realizar la compra diaria o incluso salir a dar un paseo tranquilamente.

El equipo de gobierno local presentó esta iniciativa meses atrás, explicando que se trata de una apuesta pionera y, por tanto, “experimental”. Sus promotores confían en que dé buen resultado y suponga el inicio de la puesta en marcha de un nuevo servicio, ya de forma permanente, capaz de atender las demandas de la población ovetense, cada vez más envejecida.

Antes de la pandemia, en Oviedo, vivían solas alrededor de 13.000 personas de más de 65 años, en su mayoría mujeres.

Este singular servicio está pensado como un complemento a la teleasistencia o la ayuda a domicilio que ya prestan los servicios sociales. También hay una finalidad formativa tras esta iniciativa, ya que el sector de los cuidados personales es uno de los que tienen más tirón en el mercado laboral y, con la formación y la experiencia que proporcionará a los contratados a través del plan de empleo, puede ayudarles a reenfocar su carrera laboral.

El Ayuntamiento de Oviedo ha dispuesto 2,5 millones de euros de presupuesto para la puesta en marcha del servicio de cuidadores de barrio.

Compartir el artículo

stats