Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recorrido musical por el reino de las hadas

“Vox Luminis” lleva al Auditorio un montaje de “The Fairy Queen”, de Purcell, con sombras chinescas y fragmentos traducidos al español

Los miembros de “Vox Luminis”.

“The Fairy Queen” es el título del programa, centrado en partituras de Henry Purcell, con el que “Vox Luminis” aterriza esta tarde (20.00 horas) en el Auditorio Príncipe Felipe. Antes de emprender viaje desde Brujas a Asturias, Lionel Meunier, director de la agrupación, conversó con LA NUEVA ESPAÑA sobre esta actuación y su particular propuesta musical.

“A los integrantes de ‘Vox Luminis’ nos ha costado muchos años poner en escena una partitura operística como esta que ahora presentamos”, comenta Meunier, quien ha planteado una versión de “The Fairy Queen” desde un punto de vista camerístico. “Nos dimos cuenta de que no necesitábamos un director, y que podíamos repartir la dirección de la partitura de Purcell entre algunos instrumentos puntuales”. Por ello, asegura, el público ovetense “no encontrará ninguna ‘prima donna’ en nuestra actuación porque los papeles los hemos repartido, de forma que todo el mundo tenga su parte de protagonismo”, explica.

“Vox Luminis” ofrecerá en esta gira por España una versión completamente nueva de esta página de Purcell, que han reorquestado y adaptado para la agrupación. “Hemos contado con un equipo de musicólogos que han hecho el trabajo previo de investigación que nos ha acompañado en nuestro objetivo de ofrecer nuestra propia visión sobre esta partitura”.

Sobre su labor al frente de “Vox Luminis”, Meunier deja claro que “consiste básicamente en coordinar con quién colaboramos, qué voces contratamos pero también qué instrumentistas, porque la orquesta tiene en ‘The Fairy Queen’ un papel trascendental”. La interpretación, la danza, la escenografía que han diseñado para presentarla en esta obra durante la gira es “lo que hace que este proyecto sea tan especial para nuestra agrupación”.

“The Fairy Queen”, que ahora se estrena, comenzó a gestarse durante la pandemia. La particularidad que se suma en esta gira es que la parte en la que intervienen los actores está traducida. “El original está por supuesto escrito en inglés, pero he decidido que el público tiene que estar inmerso en la obra, en lo que hacemos, así que hemos optado por traducir las partes actorales al español”, asegura. “Queremos que sepan lo que ocurre en la historia, es más sencillo si alguien habla tu idioma”.

Con una decisión como ésta, Meunier añade que el punto de vista cambia por completo. “Ya no estamos buscando ese rigor en la interpretación y seguir unos parámetros que creemos que eran los que estaban vigentes cuando se estrenó esta partitura en el siglo XVII, nuestro objetivo es atraer al público y hacerle la experiencia gratificante, aunque para nosotros sea así más difícil porque ahora la barrera idiomática la tenemos nosotros”, explica, “pero es muy necesario cautivar a la audiencia”.

Sin duda, una de las apuestas más interesantes que Meunier ha hecho para esta gira por España con “The Fairy Queen” es la propuesta escénica inspirada por sombras chinescas. “Como no actuamos en un único teatro, ya que nos desplazamos por varias ciudades, necesitábamos una escenografía que se pudiera transportar con facilidad”, señala. Y continúa: “La escenógrafa que ha trabajado en este proyecto lo ha hecho todo con sus propias manos, cada una de las figuras que aparecerán en escena. Ha sido un trabajo con mucho mimo que espero que el público de Oviedo disfrute”.

Compartir el artículo

stats