Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diálogo musical para la paz

La sexta entrega del Festival CIMCO convence al público ovetense

A la izquierda, Soyoung Yoong y Maxim Rysanov, durante en el concierto. Sobre estas líneas y debajo, el público, en el Auditorio. | FERNANDO RODRÍGUEZ

El Ciclo Interdisciplinar de Música de Cámara de Oviedo (CIMCO) tenía reservado para la velada musical de anoche un programa especial bajo el título “Duelo de titanes”. Al igual que Burt Lancaster y Kirk Douglas en el célebre western, Soyoung Yoon (violín) y Maxim Rysanov (viola) unieron sus fuerzas para enfrentarse no en el OK Corral, sino en la sala de cámara del Auditorio Príncipe Felipe, a la banda de los Clanton, en esta ocasión, en forma de obras de Mozart, Martinu, J. S. Bach, Bartók y Halvorsen.

Diálogo musical para la paz

Como maestro de ceremonias, Pachi Poncela introdujo las obras y explicó el carácter del concierto de la forma amena y cercana a un público que salió convencido, con edil de Cultura, José Luis Costillas, entre los espectadores que acudieron al Auditorio Príncipe Felipe.

Diálogo musical para la paz

Pero todo el protagonismo recayó sobre la violinista surcoreana (sustituta de última hora de Alexander Sitkovetsky) y el violista ucraniano Rysanov, quienes demostraron todo su nivel técnico en obras de épocas y estilos muy diferentes entre sí. Particularmente aplaudido fue el primer “Madrigal” de Martinu.

Los juegos de luces, con un diseño a cargo de Rubén Rayán, aportaron cierta vistosidad y contribuyeron a redondear el concierto, de hora y media de duración.

Compartir el artículo

stats