La Academia Coral ofreció ayer en la iglesia parroquial de Santa María La Real de la Corte un recital con varias obras de canto gregoriano y del compositor navarro Juan Francés de Iribarren, correspondientes al periodo barroco. Actuaron como solistas durante el concierto Sonsoles Calero, Noelia Fernández y Larysa Shevnina, acompañadas al órgano por María Cueva y bajo la dirección musical de Carlos Ruiz de Arcaute.