Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cámaras en zonas peatonales, radares y foto-rojos dejaron de multar el pasado año en Oviedo

El fallecimiento del ingeniero que gestionaba el sistema impidió al servicio el acceso a las imágenes con las que refrendar las sanciones

16

EN IMÁGENES: Pleno extraordinario para conceder la medalla de oro a la Ópera Luisma Murias

Durante casi un año, a lo largo del pasado 2021, las cámaras de acceso a las zonas peatonales, foto-rojos de los semáforos y radares fijos de Oviedo no multaron a ningún infractor. Al menos, no de momento. El problema en el área de sanciones se debe a una sucesión de hechos rocambolescos, incluido el fallecimiento de un ingeniero de la empresa que gestiona en Oviedo este tipo medios de captación mecánica de las infracciones y la imposibilidad de acceder a las imágenes con las que sustentar legalmente las multas.

Este hecho, según ha podido confirmar ayer este periódico de fuentes cercanas al área de Seguridad Ciudadana, obligó a que a lo largo de casi todo el año 2021 dejaran de tramitarse todas estas denuncias y solo se multase en aquellos casos en los que la sanción se derivaba de la inspección de un agente o de radares móviles. A finales de año se empezó a incorporar un nuevo sistema y los informáticos han intentado recuperar los datos y cargarlos en la nueva plataforma, aunque la mayoría de las multas habrán prescrito, ya que a los seis meses dejan de tener validez.

Las sospechas de los problemas con este tipo de sanciones las sembró ayer, en el Pleno, el concejal del PSOE Ricardo Fernández, que pidió información sobre el momento en que se habría empezado a cribar, de forma manual, el paso de vehículos autorizados por zonas peatonales de los que no estaban autorizados. El concejal de Seguridad, José Ramón Prado, explicó que en el relevo de empresas que hubo en este servicio, la firma anterior no había facilitado los códigos, lo que había ocasionado problemas. A pesar de esta circunstancia, y según pudo saber este periódico, el trabajador fallecido había desarrollado un sistema para acceder a las imágenes, pero con su fallecimiento nadie pudo volver a recuperar esas fotos. No, al menos, en los primeros meses.

En la actualidad, el área de Seguridad está en puertas de instalar un nuevo sistema de gestión de sanciones que sustituirá todo el mecanismo anterior y modernizará también los equipos de los agentes.

Compartir el artículo

stats