Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La OSPA brilla con Lugansky y So

El pianista ruso y el director hongkonés lideran la orquesta en su primer concierto tras la elección de Coelho

11

EN IMÁGENES: Así fue el concierto de la OSPA con Lugansky y So Irma Collín

Era una noche para el reencuentro en el Auditorio ovetense. La Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) retomaba la temporada de abono, en una cita patrocinada por LA NUEVA ESPAÑA, tras el concierto extraordinario de Semana Santa y una semana después de que Nuno Coelho fuese elegido como nuevo director titular de la agrupación. Pero en el Auditorio había además viejos conocidos del público asturiano: el director Perry So, el ayer concertino Aitor Hevia y el solista de la velada, el pianista Nicolai Lugansky.

El teclista moscovita pudo desarrollar su arte sin contingencias y brilló con luz propia durante la primera parte del concierto. Por su parte, el carismático director hongkonés, muy querido por el público y los propios músicos (que lo situaban con ventaja en las quinielas para reemplazar a Milanov) extrae siempre unos excelentes resultados artísticos de la orquesta asturiana. Durante la primera parte se interpretó el “Concierto para piano y orquesta número 3” de Médtner. Fue aquí donde emergió la figura de Lugansky, que mostró un virtuosismo que favoreció en todo momento el lirismo y la musicalidad, ante una OSPA guiada con fluidez y flexibilidad por Perry So.

Tras la pausa se puso en liza la “Sinfonía número 2 en do mayor, op. 61” de Schumann, con la que la OSPA confirmó las buenas sensaciones transmitidas durante la primera mitad.

Pablo Llana

Villaviciosa

Compartir el artículo

stats