Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La recuperación turística toma impulso en Oviedo, que ya supera claramente a Gijón

Los hoteles de la capital cierran el primer trimestre con 141.464 pernoctaciones, 38.619 más que los gijoneses y más que en La Coruña

El sector turístico de Oviedo está consiguiendo recuperar, ya con cierta intensidad, los buenos niveles que tenía antes del estallido de la pandemia. El Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgó ayer su encuesta de ocupación del sector, en la que se apunta que durante el primer trimestre del año los hoteles de la capital asturiana tuvieron ocupadas 141.464 de sus habitaciones. Es lo que el instituto estadístico define como pernoctaciones y que, explica, es “cada noche que un viajero se aloja en el establecimiento”. Los números registrados en Oviedo son de los más altos de la cordillera Cantábrica. Superan con creces a los de Gijón, que durante el mismo periodo registró 102.854 pernoctaciones. Son, exactamente, 38.619 menos que en la capital.

Solo hay dos destinos turísticos del norte peninsular a los que Oviedo aún no les puede hacer sombra. Son Santiago de Compostela –centro de peregrinaje a su catedral– y Bilbao, uno de los principales núcleos de atracción turística del Norte. En la otra cara de la moneda (como se ve en el gráfico que acompaña a esta información), las cifras ovetenses están muy por encima de las cifras que registran La Coruña, Santander o la vecina León. Los datos del INE cuadran con los que ya preveía tanto el sector como el propio Ayuntamiento de Oviedo: vaticinaban un repunte importante del turismo ya este mismo año.

El concejal de Turismo, Alfredo García Quintana, señaló a los datos como una muestra de que el trabajo se hace en la dirección correcta. “En 2020 éramos prácticamente los últimos y hemos conseguido cambiar esa tendencia”. Está en lo cierto en su alusión el año pasado. El primer trimestre de 2021 –marcado en la región, como en otras muchas otras comunidades, por las restricciones ligadas a la pandemia– fue el más flojo en Oviedo desde que el INE elabora sus estadísticas. Los hoteles de la capital solo registraron esos tres meses 39.777 pernoctaciones –aun así, fueron 3.640 más que en Gijón–, pero estuvieron por debajo de las de otras importantes ciudades de la Cornisa. Ese bajón tiene una explicación. O, mejor dicho, un perfil bien claro, hubo una importantísima caída del turismo extranjero. Tampoco fueron buenos los tres primeros meses de 2020 (cabe apuntar que las cifras estuvieron alteradas por el comienzo del estado de alarma) cuando Oviedo pasó por poco de las 100.000 pernoctaciones, lejos de las cifras de otros destinos vecinos.

Pero ahora la tendencia está volviendo a cambiar y la capital asturiana está recuperando el vigor turístico al que había contagiado la pandemia. Las cifras registradas en lo que va de año ya están en los niveles previos a los del inicio de la pandemia. García Quintana asegura que “dos de nuestros objetivos son desestacionalizar y ampliar la estancia media de los visitantes”. De hecho, esta segunda meta, asegura por los datos que maneja, ya se está produciendo. “Aunque muy poco, pero hemos ampliado también la estancia media, cuando en Gijón y en Asturias ha disminuido”. Esa es una de las principales debilidades del norte de España, que el tiempo de estancia de los viajeros en los hoteles es mucho más corto que en los del Sur, no suele pasar de las dos noches de media.

En cuanto al número de viajeros, Oviedo superó los 71.763 durante el primer trimestre del año. Por hacer la comparación, Gijón recibió 42.643 visitantes. La diferencia es superior a los 29.000.

También cabe otra puntualización sobre los números. En las cifras no está recogido –evidentemente– el efecto de las vacaciones de Semana Santa que tuvo lugar este mes de abril y que, según las previsiones que manejan tanto los hoteleros, hosteleros y el propio sector, fueron muy buenas. De hecho, llegaron a asegurar que durante muchos días algunos hoteles de la capital tuvieron que colgar el cartel de “completo” debido a la altísima demanda. García Quintana asegura que los resultados turísticos que está obteniendo la capital asturiana son fruto del “compromiso de todos los agentes implicados (hostelería, hotelería, comercio, guías turísticos, organizadores congresos…) a los que desde el Ayuntamiento agradecemos su colaboración en todas las iniciativas desarrolladas”.

Compartir el artículo

stats