La edil socialista Marisa Ponga criticó ayer al alcalde, Alfredo Canteli, por estar “a la vanguardia del movimiento de intolerancia a la diversidad”. La concejala lamenta que el gobierno del PP y Cs “ha dejado de tener proactividad” para participar en conmemoraciones como la que tenía lugar ayer, Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, al recordar que Canteli, lejos de tener una actitud proactiva a la hora defender al colectivo, ha realizado acciones en su contra, “como la retirada de los bancos con color arcoíris de la plaza de la Escandalera”. Según Ponga, en los años que llevan gobernando juntos en Oviedo PP y Ciudadanos “no ha habido ningún avance en derechos de las personas LGTBI”.