Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Japón aterriza en Ribera de Arriba: “Este proyecto podría ser un referente cultural”

El centro social “La Caballería” acoge ocho ponencias y tres exposiciones para acercar a los asturianos al arte y la arquitectura nipona

Por la izquierda, Javier Vives, Tadanori Yamaguchi, Yayoi Kawamura y Fernando Bernardo. | Irma Collín

El arte es uno de los mecanismos más antiguos que utilizan las sociedades para plasmar su visión personal del mundo. Conocer el legado arquitectónico y literario de una región es el mejor método para estrechar vínculos entre culturas. Al menos este es el concepto que animó a trasladar una parte de Japón a Soto de Ribera mediante unas jornadas de hermanamiento nipón-astur organizadas por la Universidad de Oviedo, el Colegio de Arquitectos de Asturias y el Ayuntamiento de Ribera de Arriba. “Japón y España a través del arte y la arquitectura” es la pionera propuesta en la que incluso el espacio reservado para llevarla a cabo tiene influencias asiáticas.

El centro cultural “La Caballería”, diseñado por el arquitecto Rogelio Ruiz y plagado de referencias niponas, acoge ocho ponencias y tres exposiciones a lo largo de ayer, miércoles, y hoy, jueves, día 19. Ayer, la profesora de Historia del Arte Yayoi Kawamura dio el pistoletazo de salida con una charla sobre las relaciones históricas entre ambos países desde el siglo XVI. “Es algo que me parecía inimaginable, y aquí está”, afirma la docente en referencia a este proyecto multicultural que ha comenzado en Soto de Ribera pero que “podría ser un referente para fomentar muchos eventos más”.

Las conferencias, que continuarán a lo largo del día de hoy, se encuentran enriquecidas con las muestras de obras escultóricas de Tadanori Yamaguchi, fotografías de los viajes de Fernando Bernardo y ejemplares literarios de la editorial Satori, dedicada de forma íntegra a la bibliografía del país del Sol Naciente. Yamaguchi ya contaba con una escultura de granito presidiendo la entrada del centro, pero para la ocasión el artista natural de Osaka pero asentado en Pravia cedió dos de sus obras compuestas de mármol: una, inspirada en los caminos de su patria; la otra, con la forma de una gominola tradicional japonesa llamada “Kompeito”. “Me trae muchos recuerdos de la infancia”, explica el escultor.

“Esto no es más que la continuación de lo que Yayoi inició hace tiempo: enriquecer Asturias mediante la cultura japonesa”, asegura Pilar García Cuetos, vicerrectora de Extensión Universitaria y Proyección Cultural.

Javier Vives: “Recorrí Japón solo, con una guía de arquitectura”


Javier Vives, arquitecto barcelonés experto en Japón, impartirá dos conferencias: arquitectura tradicional y contemporánea. Nacido en 1948, cuando comenzó la Universidad existía hacia el urbanismo nipón tanta curiosidad como desconocimiento. “Era muy complicado encontrar información. Tuve que suscribirme a una revista japonesa que era casi imposible de conseguir”, explica Vives, que fue aprendiendo de forma autodidacta y estuvo a punto de solicitar una beca para terminar sus estudios allí. Le picaba hasta tal punto el gusanillo que en el año 1979 se lio la manta a la cabeza, reservó el vuelo más barato y emprendió camino: “Recorrí Japón solo, con una guía de arquitectura para no perderme nada”. A lo largo de tres meses y tras coger cientos de autobuses adquirió algunos de los conocimientos que trasladará en sus ponencias.

Compartir el artículo

stats