Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue la inauguración del Vasco, el gran espacio hostelero de Oviedo

Adrián Barbón pide proyectos para La Vega: “Ya falta poco” | Alfredo Canteli celebra la apertura del bulevar hostelero como ejemplo de modernización

59

El gran bulevar de la hostelería de Oviedo ya está activo: así es el nuevo espacio de ocio del Vasco Fernando Rodríguez

Pocas veces la inauguración de una zona de bares es un acto de primer nivel político. La puesta de largo de los siete locales de hostelería del bulevar del Vasco se convirtió ayer, sin embargo, en una gran ceremonia de clima, casi, preelectoral. El presidente del Principado, Adrián Barbón, y el Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, protagonizaron la inauguración de este bulevar hostelero, con siete locales pioneros en servicios y oferta gastronómica inédita en Asturias, rodeados por los principales agentes sociales de la región, de los empresariales a los judiciales, en un baño de multitudes de ciudadanos que inundaron las nuevas terrazas del Vasco y con un discurso de solidaridad entre administraciones y optimismo ante lo que se avecina: un Oviedo moderno e innovador que casi se puede ver desde ese balcón, el Oviedo de la fábrica de armas de La Vega.

Los restaurantes que abrieron ayer por primera vez sus puertas fueron definidos por los promotores como “los siete magníficos”, por su oferta, su singularidad y la valentía a la hora de poner en marcha los negocios. Del conjunto de locales, en la parte alta de la calle hostelera, abre la oferta el mayor TierraAstur de los abiertos hasta ahora por César Suárez Junco, con distintos espacios entre madera de nogal, vidrio y hierro. Al final del bulevar cierra el nuevo barrio gastro de la ciudad Nastura, de Nacho Manzano. El cocinero de las dos estrellas Michelín ha llevado al Vasco un nuevo concepto de local, donde la comida para llevar o para tomar de pie, en la terraza, se combina con el comedor, con una zona de copas con la mesa de autor y con un concepto espectacular de la restauración.

Junto a ellos están también el local dedicado a la comida americana reinterpretada de Popeyes, el Ginos, un Robi y una gran pizzería de la Competencia.

Público asistente a la inauguración. | Fernando Rodríguez

Ellos fueron ayer los grandes protagonistas de la jornada junto a la citada fábrica de La Vega. De la vieja factoría se habló por proximidad geográfica y por la supuesta vecindad temporal de un acuerdo con Defensa para que esos terrenos empiecen a pasar a manos municipales y regionales y a generar nuevos proyectos, La Vega estuvo en boca de los dos políticos. En el caso de Canteli de forma implícita, en el de Barbón, muy explícita.

Canteli, antes de hablar de La Vega, dijo que aquella inauguración era la prueba definitiva de “la modernización que se avecina en Oviedo”: “La más firme demostración de la ciudad que estamos construyendo, un Oviedo más moderno, más innovador y con mayores oportunidades empresariales”. “En definitiva”, concluyó, “una necesaria transformación por la que los ovetenses llevan demasiado tiempo esperando”. Y ahí lanzó las flores a José Manuel Ferreira, promotor del Vasco, le aplaudió su carácter innovador y confió en que “no se va a parar aquí”.

59

En imágenes: así fue la inauguración de los locales de hostelería en el Vasco Fernando Rodríguez

Ese era el guiño a La Vega, pues tanto Ferreira como el presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Paniceres, ayer también muy presente en la inauguración, llevan años empeñados en el plan para convertir la vieja fábrica de armas en un espacio de innovación tecnológica ligado a un polo biosanitario.

Barbón dijo algo parecido a Canteli pero de forma totalmente explícita. “No me gusta abrigar falsas esperanzas”, lanzó desde la plaza principal del nuevo bulevar gastronómico, “pero quiero decirles que estamos muy cerca de culminar una negociación muy positiva para La Vega”. Y el presidente se giró hacia Ferreira y le retó a que, ya que el promotor siempre está hablando de innovación, se prepare: “Vete buscando proyectos porque ya falta poco”. Llegó incluso a añadir, por lo bajo, algo parecido a “¿a que sí, Alcalde?”. Pero Canteli, rápido, rió por lo bajo y con un gesto de quítame de delante eso también masculló un “eso tienes que saberlo tú”.

Barbón, segundo por la derecha, visita el gimnasio Supera. | F. Rodríguez

Los dos políticos volvieron a lucir esa vieja química que llevan arrastrando durante toda esta legislatura, y el Presidente del Principado quiso sacar pecho de esas buenas relaciones con el regidor. Después de pasear por los locales, se asomaron a una terraza y Clara García, una mujer que estaba allí sentada con unas amigas, le dijo al presidente: “Me encanta verlos juntos”. Barbón se apuntó la cita y la incorporó a su discurso: “Dos mujeres que estaban tomando algo me han dicho lo importante que es la cooperación y la lealtad institucional, que dos administraciones de distinto signo político se entiendan en beneficio de Oviedo y de Asturias”. Y así, a renglón seguido, asumió un “compromiso”: “Frente a los que quieren crispar, sigo apostando por el diálogo y el entendimiento entre el gobierno del Principado y el Ayuntamiento de Oviedo”.

Ferreira, Barbón, Nacho Manzano y Canteli.

Más allá de las promesas políticas, el Vasco echó ayer a andar con un millar de empleos directos, después de seis años de trabajo y más de cien millones de inversión. Ferreira lo resumió bien: “No todo es tan malo como lo pintan”.

El Principado entona el mea culpa por el Cristo: “Demasiados retrasos, es hora de arrancar, de hechos”


Entre las palabras pronunciadas ayer en la inauguración del complejo hostelero del Vasco por el presidente Barbón hubo también lugar para entonar el mea culpa. Fue cuando se refirió al complejo del Cristo, donde, admitió, lleva “demasiados retrasos”. “Es hora de volver a comprometerse, es hora de arrancar, tiene que haber hechos”, prometió.

Sus promesas coinciden con el momento en que el Gobierno del Principado de Asturias asegura que las consejerías de Cohesión Territorial y de Ciencia, Innovación y Universidad están trabajando mano a mano para “definir un proyecto” para los “hongos”, en los terrenos del viejo HUCA, “que permita dinamizar la zona”. El Principado mantiene que el proyecto de los “hongos” permitirá poner en marcha “un proyecto de futuro para Oviedo y para Asturias”, con 23 hectáreas “de oportunidad para la ciudad y la región”, en una “ubicación estratégica, bien comunicada y colindante con la Universidad de Oviedo”, como “potencial polo de innovación, generador de actividad económica y competitividad para Asturias”.

Compartir el artículo

stats