Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carta a un marino que navegó con Colón

Un estudiante del Aramo gana el concurso de Defensa con un homenaje a Diego de Arana, que participó en el Descubrimiento

David Martínez y Francisco Díaz. | Luisma Murias

David Martínez va a cumplir 18 años, es leonés y astur de adopción, estudia en el Instituto de Educación Secundaria (IES) Aramo y comparte libros de historia militar con su profesor Francisco Díaz. Fue el docente quien le animó a presentarse a la novena edición del concurso organizado por el Ministerio de Defensa, “Carta a un militar”, y el resultado no pudo ser más satisfactorio: primer premio regional. Este 2022 las bases estipulaban que la misiva dirigida a un icono de Defensa fuese dedicada a un famoso explorador cuyas estrategias y expediciones hubieran marcado un antes y un después en la historia de la humanidad.

Lo fácil, según Martínez, habría sido pensar en Cristóbal Colón, pero el joven se planteó otra cuestión: “¿Cómo sería Colón visto desde los ojos de alguno de sus compañeros de viaje?”. Solo había una manera de encontrar la respuesta: investigar y escribir. El estudiante se decantó por Diego de Arana, un marino originario de Córdoba, de la Corona de Castilla, que acompañó al almirante a las Américas. “Quería alguien humilde, de segunda fila, cuya labor fuera imprescindible pero no hubiera sido reconocida al mismo nivel que la de los grandes exploradores”, asegura Martínez. Así, se puso manos a la obra para investigar y desentrañar la figura de este personaje y poder plasmar su participación en el Descubrimiento. “Es la representación de las personas normales, de a pie, que contribuyen con diferentes causas”. El alumno se documentó con muchas lecturas antes de abordar la escritura de la carta.

Martínez ya era aficionado al mundo castrense, de hecho su primera vocación fue la de alistarse en el ejército; pero llegó la música y acaparó toda la atención: “Compongo mis propias letras”, confiesa el joven, que al culminar la etapa en el instituto desea acceder a formación de “sonido y espectáculo”. No era sin embargo tan apasionado de a lectura, hábito que a raíz de esta experiencia ha cogido hasta devorar clásicos: “Estilo Séneca y así”. Fue redactar, asegura, lo que le animó a abrir un libro tras otro.

Para su profesor, Francisco Díaz, es un orgullo contar con el segundo premiado de esta categoría que sale de sus aulas. Es tutor y profesor de Historia, además de un apasionado de las anécdotas en torno a esta materia. “El jurado del certamen estaba compuesto por periodistas y gente que sabe de redacción. Me alegra saber que tuvieron el mismo olfato que yo para seleccionar a David”, afirma, ya que escogió su relato entre todos los participantes para enviarlo al Ministerio de Defensa.

Ahora, su pupilo pasará a la fase nacional para medirse con los premiados de otras comunidades autónomas. Premiados de nuevo o no, para ambos “ha sido un honor llegar hasta aquí”.

Compartir el artículo

stats