La tormenta registrada ayer a primera hora de la tarde volvió a dejar escenas de caos circulatorio, calles anegadas por el agua y algunas zonas de la ciudad con daños más graves.

La tromba de agua deja calles anegadas y tira un muro en una calle del Naranco

Este fue el caso, según fuentes próximas al área de Seguridad Ciudadana, de lo sucedido en la calle Escultor Folgueras, en la zona residencial del Naranco, donde la tromba de agua acabó por tirar un muro que provocó daños importantes en dos vehículos que estaban estacionados en la vía pública.

La tromba de agua deja calles anegadas y tira un muro en una calle del Naranco

Al otro extremo del Naranco, en Toleo, cerca de Fitoria, los servicios de emergencia municipales también informaron de mucha agua, inundaciones y diversos daños en la propiedad.

La tromba de agua deja calles anegadas y tira un muro en una calle del Naranco

La lluvia se dejó sentir en todo Oviedo, con alcantarillas reventadas y balsas de aguas en casi todos los barrios: en Ventanielles, en la zona de Hermanos Pidal más próxima a la avenida de Galicia, en Vallobín cerca de Vázquez de Mella o en La Florida. Allí, precisamente, el centro de estudio se volvió a inundar y fuentes municipales indicaron que hoy, al menos, permanecerá cerrado.

Todos estos contratiempos se tradujeron, también, en retenciones, embotellamientos y problemas con el tráfico a lo largo de toda la ciudad, aunque la situación crítica duró poco tiempo y en menos de una hora se había restablecido la normalidad.