Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autobuses urbanos de Oviedo recuperaron en 2021 un tercio de los viajeros perdidos a raíz de la pandemia

La línea del Cristo a Lugones acaparó el 28% de los 8,6 millones de billetes vendidos y la de Veguín a San Esteban fue la menos utilizada

Un autobús urbano en la calle Uría. FERNANDO RODRIGUEZ

Oviedo cerró 2021 con menos miedo a utilizar el transporte a consecuencia del coronavirus, pero con unos autobuses todavía muy lejos de presentar los llenazos previos a la llegada de la pandemia. La memoria municipal de TUA correspondiente al último año refleja que el servicio municipal acabó el ejercicio recuperando un tercio de los casi 5 millones de viajeros perdidos a consecuencia del duro confinamiento iniciado en marzo de 2020 y las posteriores restricciones sanitarias. La línea que conecta las facultades con Lugones fue la más utilizada con un 28% del total de 8,62 millones de viajeros de todo el año, mientras que la conexión rural entre Veguín y San Esteban de las Cruces cerró el ejercicio como la menos utilizada con apenas mil viajeros.

El incremento de 1,75 millones de pasajeros durante el segundo año de la pandemia permitió una mejoría en las cuentas municipales en relación de un servicio cuyo coste se elevó hasta los 20,76 millones de euros, un 5,35% más que en 2020. Sin embargo, el Ayuntamiento reducido el déficit del servicio en un 7,22% hasta situarse en los 10,87 millones, gracias a que los ingresos se dispararon un 23,38% hasta situarse en 9,9 millones de euros en relación al nefasto año anterior.

De las 16 líneas que vertebran la red de transporte público de Oviedo, las más utilizadas son curiosamente las que trascienden los límites municipales. La conexión entre el Cristo y la localidad sierense de Lugones sumó entre enero y diciembre del año pasado 2,44 millones de viajeros, seguida de lejos por la segunda más utilizada, la que une las facultades con el centro comercial Parque Principado de Paredes (Siero). La conexión que une los barrios de Las Campas y La Monxina se situó como tercera línea en número de viajeros, con 1,28 millones, mientras que la circular del HUCA, con paradas en el Naranco, el Campillín y varias calles del casco urbano la siguió casi 647.000 billetes vendidos y la encargada de conectar Otero con San Claudio acumuló 757.825 usuarios.

En el lado de los servicios menos demandados, tras los 1.006 usuarios de la línea entre Tudela Veguín y San Esteban, se encuentra el itinerario que va desde Villapérez hasta el HUCA, el cual fue utilizado por 1.893 personas. Completó el pódium de los autobuses más vacíos la línea búho entre Cuatro Caños y San Claudio, que tras un primer semestre con el ocio nocturno cerrado en el que expidió 153 tiques, en la segunda mitad del año consiguió remontar con más de 3.000 servicios para, en su gran mayoría, clientes de los bares de copas de la ciudad.

Los billetes sencillos acapararon el 45% del total de los viajes del TUA, frente al 36% de los correspondientes a los usuarios de los bonos de diez viajes del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA). En lo relativo a la edad de los usuarios, los bonos de pensionistas superaron ligeramente a los de los menores de edad. En total se emitieron 138.268 bonos para jubilados frente a los 137.628 de los viajeros en edad juvenil.

Desde el Ayuntamiento destacan que la buena evolución registrada en cuanto a demandantes del servicio propició una mayor inversión para amortizar la compra de autobuses del servicio. Concretamente, Oviedo destinó 2,62 millones de euros para mejorar y costear la flota, un 15,53% más de lo destinado para estos mismos fines en 2020.

La concejalía de Infraestructuras que dirige el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta, también valora positivamente que la liquidación del servicio correspondiente al pasado año, aprobada en la última junta de gobierno municipal, haya arrojado un resultado favorable de más de medio millón de euros para el Consistorio ovetense.

Del mismo modo, se valora positivamente que el acondicionamiento de la flota de autobuses haya permitido la venta de 73.454 bonos de viajes para personas con movilidad reducida. “La accesibilidad es una de las metas en las que queremos seguir avanzando en los próximos años”, indican miembros del servicio, que esperan recuperar en 2022 el volumen de viajeros previo a la pandemia.

Compartir el artículo

stats