Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apparentia lleva el viernes a la pasarela la magia de su ropa de fiesta

Rebeca Bolado y Diana Martínez mostrarán una colección cápsula con 21 propuestas

Rebeca Bolado y Diana Martínez, en su estudio. | LNE

La Semana de la Moda que comienza mañana cuenta este año con jóvenes talentos asturianos como Rebeca Bolado y Diana Martínez, fundadoras de “Apparentia”, la firma que en los últimos años ha logrado convertirse en una de las marcas referentes en el panorama nacional en el segmento de invitadas y ropa de fiesta.

El tándem Bolado-Martínez mostrará en primicia una nueva colección cápsula de 21 modelos que lanzará en web dentro de muy poco. Se dividen en una parte de diseños para verano en colores flúor, y estampados, y otra sección pensada como avance de otoño, con colores más fuertes y tejidos enriquecidos. Una larga lista de celebridades nacionales e internacionales han confiado en la marca para vestirse en diferentes eventos: Paulina Rubio, Nieves Álvarez, Rossy de Palma, Tamara Falcó o Pilar Rubio, entre ellas.

La marca asturiana nació con vocación 100% online, y aunque abrió tienda física en Gijón en 2014, ha seguido apostando por el ecommerce como canal principal de negocio. Su gran difusión en redes sociales ha hecho que actualmente vendan en países de todo el mundo. Actualmente cuentan con gran presencia en mercados como Francia, Irlanda, Estados Unidos, Australia o Arabia Saudita.

“Lo primero que queríamos hacer cuando fundamos Apparentia era un proyecto de moda enfocado en el mundo online. En ese momento prácticamente sólo había firmas tradicionales enfocadas en la distribución en tiendas multimarca, por lo que vimos un vimos un nicho claro de mercado”, indica Rebeca Bolado.

El regreso del “modelazo”

En los últimos años las consumidoras demandaban ropa más relajada para acudir a los eventos, pero desde la pandemia ha habido un vuelco. “La gente después de estar tanto en tiempo en casa quiere acudir a una fiesta y lucir ‘modelazo’. Ahora nos demandan tejidos mucho más ricos y especiales como el tafetán, los tules bordados o las lentejuelas”, explica Diana Martínez. La dos caras de la firma tienen claro que la elegancia es algo innato que caracteriza a ciertas personas, que no necesitan llevar una prenda especial para brillar. “No está sólo relacionado con vestir bien, va mucho más allá, influye muchísimo la personalidad y el magnetismo personal”, aseguran casi al unísono.

Cualquier encargo siempre supone un reto especial para ellas. “Tuvimos la oportunidad de crear varios diseños para Pilar Rubio para el programa ‘El Hormiguero’. También cuando Paulina Rubio se vistió de Apparentia en ‘La Voz’, luego pudimos diseñarle más vestidos exclusivos para otro programa en México”, relatan.

“A lo largo de estos años hemos tenido la oportunidad de vestir a muchas actrices o cantantes que admiramos, y estamos muy orgullosas de ello”, añaden las dos diseñadoras.

Una de las partes más gratificantes del trabajo llega cuando las clientas les envían fotos con sus vestidos y les dicen lo encantadas que estuvieron.

Otra de sus obsesiones es realizar un trabajo artesanal y cuidado al máximo, en consonancia con las nuevas tendencias de moda sostenible. “Actualmente hay un tipo de consumidor que está demandando el trabajo artesanal, que cuida los detalles y la confección; que valora que las prendas se corten una a una, que no haya dos iguales. Está habiendo una tendencia muy importante en la actualidad que apuesta por la sostenibilidad en los tejidos, en los materiales y esperamos que siga así”, remarcan.

En realidad, las creadoras de Apparentia han sido “sostenibles” desde el principio de la marca. En primer lugar, confeccionan en España de manera totalmente artesanal y suelen hacer muy poco stock de cada producto. “Cosemos la mayor parte de nuestras prendas en función de la demanda, lo que nos permite tener muy pocos excedentes. La venta online nos da una mayor flexibilidad y vemos rápidamente lo que funciona y lo que no, para adaptarnos a los cambios con una gran velocidad”, cuenta Rebeca Bolado .

Las clientas van desde los 20 hasta los 70 años o más. Tienen un abanico de edades muy amplio y sobre todo, apertura de miras para idear modelos y mezclas de tejidos.

Compartir el artículo

stats