Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Anthony calienta en Madrid para saltar al Tartiere en una semana

El rey de la salsa, que el miércoles llega a Oviedo, gira ya por toda España con aforos multitudinarios y 15 músicos en escena

Marc Anthony, el pasado domingo durante su concierto en Santiago. | Efe

Barcelona, Santiago y, ayer, Madrid, se han rendido ya al imperio de Marc Anthony en su gira “Pa’llá voy”. El rey de la salsa, uno de los artistas latinos en activo de mayor popularidad en todo el mundo, encarrila la serie de once conciertos que ofrecerá por España y que en una semana, el próximo miércoles 29 de junio, lo traerá al Carlos Tartiere.

Lo que se ha visto de momento de la gira y lo que seguirá antes de llegar a Asturias (Sevilla, Fuengirola, Mallorca) son aforos multitudinarios, con algún problema en los accesos anoche en Madrid, aunque bajo una organización distinta a la de la capital asturiana. No serán las 24.000 personas que agotaron el papel en el primer concierto en España, en el campo del Espanyol, pero sí podrían ser las 17.000 puestas a la venta para la fecha del Tartiere. Pese a los problemas arrastrados, ya que esta gira sufrió la cancelación del covid y ha tardado dos años en volver a ponerse en pie, de momento, explican los organizadores, la venta roza el 75% del aforo.

Las localidades pueden adquirirse en casi todos los canales de venta habituales y también en la web oficial marcanthonyspain.com. Los precios oscilan entre los 180 euros de la zona vip frente al escenario hasta los 75 de pista general, con localidades de 80 y 90 euros para las gradas.

Operarios de la gira de Marc Anthony, ayer, cubriendo la zona del campo donde se colocará el escenario. | LNE

En esta gira de “Pa’llá voy”, título de su último disco, Marc Anthony vuelve a los orígenes de la salsa, un género en el que ha logrado convertirse en el heredero del célebre Héctor Lavoe, el músico al que interpretó en la película de 2007 “El Cantante”, protagonizada junto a la que entonces era su mujer, Jennifer López, y una de las cimas de su ya dilatada carrera, también como actor. A pesar de sus orígenes en la música latina y en el mundo del espectáculo, y con una buena reputación como compositor, Marc Anthony logró también abrirse a otras sensibilidades coqueteando con otros artistas de música urbana hace cuatro años, después de su gran tour de 2018. Fueron las grabaciones de “Está Rico”, con Bad Bunny y Will Smith y “Adicto”, con Prince Royce.

Ahora, después de “Opus”, el trabajo con el que inicialmente iba a girar por todo el mundo cuando el covid obligó a suspender sus conciertos, ha vuelto a lanzar nueva trabajo para esta gira, y en él colabora de nuevo con el productor Sergio George, uno de los magos de la música latina.

Las canciones de este “Pa’llá voy” incluyen “Nada de nada”, su último single, en el que comparte pantalla con su nueva pareja, la miss Universo paraguaya Nadia Ferreira, “Mala” o “No se quita”. Son composiciones que remiten a la salsa clásica, en su subgénero de salsa romántica, la que más le ha gustado cultivar a lo largo de su carrera, que en noviembre cumplirá ya 30 años.

En los conciertos que está ofreciendo por España, como el de ayer en Madrid o el que lo traerá a Oviedo el miércoles, Marc Anthony se acompaña de una gran banda de 15 músicos. Los organizadores lo definen como auténtica vieja escuela, salsa a la antigua usanza en la que destacan una sección de vientos espectacular y un set de percusiones de los mejores que se pueden encontrar en la música latina que le permiten ofrecer momentos de locura con el público, en los que llega a ponerse en el papel de director de orquesta mientras los instrumentistas se dejan llevar por la pasión que desprende la música latina más caliente.

Compartir el artículo

stats