Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado busca espacio en el campus de Llamaquique para reunificar los Juzgados

La consejera Rita Camblor, “a la espera” de que la Universidad informe sobre el “desalojo de Ciencias” para juntar las sedes judiciales de Oviedo

El edificio de la Facultad de Geología, en el campus universitario de Llamaquique. Luisma Murias

La ansiada reunificación de las sedes judiciales de Oviedo sigue centrada en el barrio de Llamaquique y, más en concreto, en los terrenos de la Universidad. Así lo contó ayer en la Comisión de Presidencia de la Junta General del Principado la consejera Rita Camblor, quien dijo estar a la espera de una respuesta del Rector, Ignacio Villaverde, sobre su plan de “desalojo” de algunos edificios en la zona para poder calibrar la posibilidad de reunificar allí las sedes judiciales de Oviedo.

A preguntas del diputado del PP Pablo Álvarez-Pire, la consejera de Presidencia, Rita Camblor, explicó que el grupo de trabajo establecido para encontrar una solución al problema de dispersión de juzgados en Oviedo estaba buscando espacio en el entorno de Llamaquique, y, más en concreto, en los edificios que tiene la Universidad. “Hemos mantenido reuniones con el Rector”, explicó la consejera de Presidencia, “y estamos pendientes de que nos haga llegar el proyecto que tiene pendiente de desalojo de lo que ahora mismo está ocupado la zona, la parte de la Facultad de Ciencias, que es la que interesa a los profesionales de la Justicia”.

Fuentes de la institución universitaria guardaron ayer silencio sobre la posición del Rector, Ignacio Villaverde, pero confirmaron que hay una interlocución directa con el Principado al respecto.

Según el plan estratégico de la Universidad de Oviedo, el traslado de la Facultad de Minas al Campus de Mieres serviría para alojar en el edificio de Independencia la Facultad de Ciencias, pero su espacio, en Llamaquique, sería absorbido preferentemente por la Facultad de Formación del Profesorado.

Rita Camblor no quiso pillarse los dedos con esta solución y aclaró que el gobierno regional espera, primero, a tener “una solución de ubicación”, y cuando ese aspecto esté despejado empezará ya a financiar la elaboración de proyectos.

La consejera insistió en que la solución para las sedes judiciales es “complicada”, por el “alto coste” que supondrá y por la dificultad de “poner a todos de acuerdo con una ubicación que sea del gusto de todos y que permita albergar todas las sedes”. En todo caso, insistió, la solución por ahora pasa por las manos del Rector: “En ello estamos trabajando y en cuanto tengamos el informe del Rector lo pondremos en conocimiento de la mesa y con ese proyecto trabajaremos”.

Como Álvarez-Pire insistió en la posibilidad de que la Universidad no libere espacios y le sugirió la opción del centro comercial pegado a los actuales juzgados, Camblor aceptó otras soluciones: “Lo que se nos propone es en la zona de Llamaquique, en los edificios universitarios, y si no fuera factible esa opción habrá que buscar otra, podríamos estar hablando del Centro Cívico y de cualquier otro espacio”, concedió. Será algo, en todo caso, que se decidirá en el grupo de trabajo y junto a los profesionales de la Justicia, que ayer guardaron silencio ante este debate.

Compartir el artículo

stats