Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clausura mañana y el sábado el festival Danza Oviedo 2022 Sara Baras Bailaora

“ ‘Alma’ fusiona la energía y la fuerza del flamenco con la dulzura del bolero”

“El ‘Princesa de Asturias’ a Carmen Linares y María Pagés es un regalo para todos los flamencos” | “Paco de Lucía nos hizo ver que el arte ganaba al jugar con otros registros, que no perdía pureza”

La bailaora Sara Baras. | | LNE

Con Sara Baras y su “Alma”, un espectáculo inspirado y dedicado a su padre, culmina el Festival Danza Oviedo 2022. La bailaora gaditana llegará al Campoamor, desde Barcelona y después de una larga y exitosa gira que comenzó el pasado mes de diciembre en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. En Oviedo bailará los días 24 y 25 de junio, a las 20.00 horas.

–Ha fusionado boleros y flamenco en una producción que es un homenaje a su padre.

–Este espectáculo es un regalo para todos nosotros y más para mí todavía: mi padre era muy enamorado de los boleros. Lo hemos hecho con melodías de los boleros de siempre, que fusionamos con los palos del flamenco, y el resultado es un espectáculo con una energía preciosa, de una sensibilidad especial, con la energía y la fuerza del flamenco y la dulzura del bolero. La venta de entradas de “Alma” en Oviedo va muy bien y le doy las gracias a ese público, que está teniendo esa respuesta maravillosa.

–En la música, y en el flamenco en particular, ya no se plantea si es bueno o no fusionar géneros.

–Vivimos hoy, no podemos quedarnos 200 años atrás, y hoy tenemos la libertad de expresarnos tal y como sentimos, con respeto a la tradición y teniendo los pies en la tierra, siendo conscientes de la dificultad técnica. Es algo que se hace desde hace mucho tiempo. Yo nombraría al maestro Paco de Lucía, él nos acostumbró, nos hizo ver que el arte no perdía pureza y libertad, que ganaba al jugar con otros registros. “Alma” es un espectáculo de flamenco, lo increíble es que la riqueza de este arte es tan grande que lo acoge todo. Los entendidos del flamenco hablaban hace muchos años de boleros en los primeros discos de cantaores de flamenco. “Alma” es un espectáculo especial por el vestuario y la escenografía, por la forma de bailar, con el movimiento suave, casi deslizándose, de los boleros por una parte y por la otra el arraigo que tiene el flamenco, que está contra el suelo.

–¿Cuál es su público?

–Tenemos mucha suerte en eso. En las funciones hay gente joven, que ve todo tipo de espectáculos, culturalmente muy puesta, y gente muy mayor, a la que le gusta lo mismo un concierto de ópera que un concierto de rock. El flamenco no tiene límites, ni fronteras, se clava en el corazón, quien quiere sentirlo lo puede sentir.

–¿Cómo acogió el premio “Princesa de Asturias” a Carmen Linares y María Pagés?

–Como todos los flamencos. Lo recibí con mucha alegría, es una felicidad que se premie a dos mujeres en este caso que son un ejemplo de lucha, amor y respeto por el flamenco. Es un regalo para todos, que hay que agradecer a los maestros, a Paco de Lucía, a Morente, Carmen Amaya, Camarón, Antonio Gades… Este premio ha sido muy bonito, para todos.

–En la gira con la que llega a Oviedo se ha dejado el alma, y supongo que también el cuerpo.

–Estamos acostumbrados, ya hemos pasado las 4.000 funciones, pero la responsabilidad siempre está muy presente, te hace mantener esos nervios y las ganas de hacerlo cada día mejor. Tenemos nuestro calentamiento antes de cada función, dos o tres horas. Si quieres dar lo mejor que ti es lo que tienes que hacer y ya estás lista para soltar el alma, el corazón… Lo que haga falta.

Compartir el artículo

stats