Un coche ardiendo movilizó este viernes por la tarde varias dotaciones de Policía, tanto Nacional como Local, para sofocar las llamas, que generaron alarma entre vecinos y paseantes de la calle Mieres, en Montecerrao. 

Una densa nube de humo llamó pronto la atención de los vecinos, que dieron cuenta a a los servicios de emergencia. La policía cortó de inmediato el tráfico y acordonó la zona, solo un par de minutos antes de que llegasen los Bomberos, que en unos instantes sofocaron las llamas y devolvieron la tranquilidad a la zona. 

El vehículo, un Fiat blanco, se encontraba estacionando y sin ocupantes a la altura del número 4 de la calle Mieres.